fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Morena Zacatecas pide al Consejo Nacional sean las dirigencias estatales quienes definan política de alianzas; hay grupos que con el discurso de “somos los mismos monrealistas y morenistas” han logrado confundir


Morena Zacatecas pide al Consejo Nacional sean las dirigencias estatales quienes definan política de alianzas; hay grupos que con el discurso de “somos los mismos monrealistas y morenistas” han logrado confundir
Compartir

Análisis

  • Total Score 0%

 

Zacatecas, Zac.- Mediante un desplegado, la presidencia estatal de Morena, solicitó que el Consejo Nacional mandate a las dirigencias estatales para que sean estas quienes resuelvan la política de alianzas local rumbo a las elecciones del 2021.

Según los argumentos de la dirigencia estatal encabezada por Fernando Arteaga, en atención a diversas razones legales y estatutarias, sanitarias y de conflictividad interna, que han acelerado los tiempos de Morena, solicita al Consejo Nacional, órgano máximo de deliberación entre Congreso y Congreso, considerar las siguientes opiniones que se han consensuado en Zacatecas:

-La pandemia se recrudeció. Aunque era previsible el rebrote, no se esperaba tan rápido ni tan virulento. La opción de asambleas virtuales está apenas en su fase inicial, pero en estas condiciones debemos exigir resultados como si tuviéramos experiencia de años, sin que hayamos avanzado lo necesario para que sea una opción confiable para conocer la opinión y preferencias de la militancia. A lo anterior hay que agregar los problemas de conectividad que aún persisten en regiones de Zacatecas. Ante la ausencia de otra modalidad, consideramos necesario que se mandate al Comité Ejecutivo Nacional para que implemente medidas técnicas y financieras, que hagan posible realizar asambleas virtuales  a todos los niveles, municipal, estatal y nacional, manteniendo las previsiones estatuarias y fomentando el traslado de representantes hacia áreas con conexión a la red, para el caso de regiones sin servicio.

-La cercanía de los plazos para definir política de alianzas ha intensificado un crudo intento de pirateo de la militancia morenista, no solo del PT, sino hasta del Verde, que con el discurso de “somos los mismos monrealistas y morenistas” han logrado confundir aún a Comités medianamente consolidados. Para responder eficazmente desde la dirigencia estatal, planteamos que el Consejo Nacional mandate a las dirigencias estatales para que sean estas quienes resuelvan la política de alianzas local, ya que se plasman en un documento diferente al nacional y se debe entregar al organismo público local electoral (OPLE) en éste proceso concurrente. Tenemos mejor panorama de los potenciales aliados, sus fortalezas, cercanía e historia desde lo local, también tenemos mejor experiencia de las modalidades de coalición que previene la ley local y, con el acompañamiento de la dirigencia nacional, sabremos tomar la mejor decisión. Estamos en tiempo  de hablar con los posibles aliados y para convocar al Consejo Estatal, a fin de que el documento correspondiente pueda registrarse ante el OPLE el 23 de diciembre. Es de señalar que el plazo local para informar al IEEZ de nuestro procedimiento interno, que ya debe incluir algunos aspectos generales de nuestras alianzas, debe presentarse a más tardar el 3 de diciembre, lo que hace obligado que si nuestra propuesta se aprueba, sea en éste pleno del Consejo Nacional, porque no habrá tiempo para un siguiente. Si por la amplitud y complejidad de los temas a desahogar, esta sesión se prolonga, consideramos necesario que el Consejo se declare en sesión permanente hasta agotar el orden del día, para evitar pérdida de tiempo y las dificultades de integración de quórum, a que obligaría una convocatoria posterior.

-El nombramiento y posterior desempeño de una Comisión Nacional de Elecciones, que reúna solvencia técnica, imparcialidad y compromiso, además de gran reconocimiento a sus integrantes, será el puente adecuado para intermediar las urgencias locales con las directrices nacionales.

- La campaña para crear Comités de Defensa de la 4T propuesta en días pasados genera confusión ya que el nombre estatutario es Comité de Protagonistas del Cambio Verdadero. Mientras no se modifique el Estatuto, debemos mantener tal designación para el órgano base de la estructura organizativa de nuestro Partido/Movimiento y sus facultades. Nuestra primera opción electiva sigue siendo el asambleismo y tras la confusión del nombre vendrá el desdén por sus facultades estatutarias, con lo que el discurso de respeto a la militancia sería solo discurso, sin resonancia en la base partidaria y merecedora del desprecio ciudadano. La siguiente fase electiva, que es la encuesta cuando las asambleas no encuentran unanimidad, obliga a generar una poderosa y muy solvente Comisión Nacional de Encuestas, que sea la única responsable de aplicar tales ejercicios demoscópicos. De nueva cuenta el Consejo Nacional tiene la palabra para nombrarla y fondear su funcionamiento, además de generar condiciones que garanticen la colaboración plena de todos los niveles de dirección.

- Las modalidades para cumplir con paridad de género, candidaturas jóvenes y migrantes, todas ellas establecidas en la legislación local, exigen conocimiento del terreno y talento local para ser aplicadas, lo que habla de la urgencia de que bajo los lineamientos y el acompañamiento nacionales, sean los órganos locales quienes acuerden y registren ante el OPLE los documentos correspondientes, cuya fecha de registro, en nuestro caso, apenas se ajusta a los tiempos estatutarios para una sesión ordinaria del Consejo Estatal.

- La experiencia previa que hemos vivido con los delegados del Comité Ejecutivo Nacional, nos obliga a solicitar a ese Consejo Nacional la garantía de que las facultades que se deleguen en tal figura temporal nunca estén por encima de las facultades estatutarias de las dirigencias locales. Es necesario acordar un documento que delimite sus funciones y, con pleno respeto a las dirigencias locales, colabore y acompañe armónicamente en el cumplimiento de nuestras metas organizativas y electorales.