fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Candidaturas del PT a gobernadoras; frágiles


Candidaturas del PT a gobernadoras; frágiles
Compartir

Análisis

  • Total Score 0%

Por Andrés Vera

En la columna pasada le comentaba sobre la unción a Geovanna Bañuelos como propuesta a candidata a Gobernadora, porque finalmente eso es en el marco de una alianza con el PVEM y Morena, pero con cierto recelo en el marco de molestias en las altos círculos.

Aunque la Senadora, mujer inteligente y hábil ha sabido compenetrar los laberintos de su partido hasta lo mas profundo, convenciendo a su líder nacional Alberto Anaya de catapultarla como una figura icónica del petismo en tiempos de la Cuarta Transformación, los resultados de la presión política hacia el presidente de la República no han dado los resultados esperados.

Como lo advertía, la estrategia de ir en contra de la eliminación total de 109 fideicomisos, ya que Bañuelos había anunciado con la anuencia de Anaya que defenderían 35 de éstos entre los que se encontraban Fondo de la Financiera Rural; Fideicomiso 2003 Fondo de Desastres Naturales; Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral a Víctimas; Fondo Para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas; Fondo de Inversión y Estímulos al Cine; Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento y el de exbraceros; dejó molestia en las altas esferas del gabinete presidencial por considerarlo una afrenta directa a López Obrador.

De hecho, Bañuelos fue la única en el seno del petismo local que se pronunciara en este sentido. Como forma de presión política y si bien es cierto, con una legitimidad social amparada por varios colectivos y organizaciones de tales gremios, la Senadora apostaba a que en el nicho de la negociación para dirimir esa polarización, podría tener cercado a la estructura gubernamental federal para darle viabilidad a su pretensión de ser candidata.

Es cierto que AMLO tiene una deuda histórica con el PT pues en los años que ha acompañado al actual presidente, migajas les han permutado. Ahora, en el espectro de elecciones en 15 estados, la dinámica de la equidad de género, aunque no se contemple en la legislación vigente, tenía soporte por lo menos en el ámbito discursivo y como una forma de proyectar congruencia, sin embargo, los mensajes que ha dado el propio López Obrador no parecen responder a los requerimientos del Partido del Trabajo.

Dicho instituto político quiere encabezar Guerrero, Sonora y Zacatecas con cuadros propios. A tal grado la presión, que inclusive le cerraron el paso a Adela Román, alcaldesa morenista de Acapulco que ya se destapó en sus intenciones pero el PT le dio un portazo franco. En Sonora, desde el año pasado, Ana Gabriela Guevara comenzó a destapar sus intenciones para ser la primer mujer petista en obtener una candidatura a gobernadora, pero desde esos tiempos, múltiples acusaciones de corrupción, excesos y hasta malversación de fondos ha minado sus aspiraciones, y es que inclusive, esferas altas de Morena sugieren que tales exhibiciones han sido “ex profeso” por órdenes superiores.

Inclusive y de manera contradictoria -pues el PT pugnaba por no eliminar el fideicomiso para el Deporte- Guevara enfrenta una investigación de la Secretaría de la Función Pública por posibles irregularidades en el manejo de 50.8 millones de pesos que corresponden al Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar).

La respuesta de AMLO no se dejó esperar. Justo cuándo Alfonso Durazo, secretario de seguridad presumía un decremento en el porcentaje de homicidios dolosos a nivel nacional y a la par del aumento de dicho delito en Sonora en el último trimestre, anuncia sus aspiraciones para contender por dicha entidad con el aval de su señoría máxima en la mañanera. ¿Casualidades?.

En Zacatecas, las cosas tampoco pintan bien para Geovanna, aunque es reconocida como una mujer con alta capacidad por lo menos en términos legislativos y de promoción mediática – por ejemplo, las denuncias contra Miguel Alonso-, no cuenta con el respaldo totalitario de su partido, menos cuándo ya se habla de un pacto con Saúl Monreal para darle el espaldarazo al alcalde fresnillense en caso de que David de plano no tenga el aval. Alfredo Femat se ha decantado por el “descoordinador” de Ganadería considerándolo como quien aportaría más votos para la causa petista. Por otro lado, el alcalde loretense, José Figueroa desde hace ya 5 años tiene un frente antimonrealista que inclusive le ha cerrado las puertas para que David realice sus reuniones de promoción política – a costa de violar la ley electoral- en toda la demarcación donde “el cepillo” mantiene poderío.

Aunque algunas voces difieren de darle sentido a una relación debilitada entre la petista y el propio Ricardo Monreal, la realidad es que no existe un consenso digno de merecer palabras de unidad y cercanía. Una cosa son declaraciones al aire en entrevistas y otra los hechos legislativos que dan cuenta como Bañuelos no ha sido propensa a obedecer las órdenes del coordinador de Morena en la Cámara Alta. Este escenario, de “independencia” llamó poderosamente la vista de Alberto Anaya que consideró a Geovanna como una carta fuerte para negociar además de candidaturas, la protección de los intereses públicos del partido. El problema, es que la fracción de este partido aunque se rebele y no le otorgue la mayoría a la de Morena, el PVEM y los cochupos fast track dejan en la indefensión al petismo que debe dejar en el escenario de la opinión pública, fueron defensores de ciertas causas. Por lo menos la lucha le hicieron.

Otro inconveniente para Geovanna, quien desde cierta óptica ya le toca ser quien encabece las negociaciones del PT – pues no tiene Cendí´s, la UAZ o cuadros propios en cargos públicos – es que precisamente el respaldo tácito e incondicional se pone en vilo, por lo que la ruta natural sería entablar una negociación como en su momento lo realizó Magdalena Núñez en 2016 con un terreno valuado en varios millones de pesos. La gran pregunta es: ¿a sabiendas que la construcción de la estructura petista fue a manos de Femat, las bases darán el espaldarazo a la Senadora?. Por lo menos en el PT no hacen pública sus diferencias. ¿Será suficiente?.

Estos movimientos políticos obedecen a que tanto AMLO como Anaya, creen que uno le debe al otro, sin embargo, el presidente consideraría que ya “pagó la factura” al PT con las representaciones que tiene en ambas cámaras, además de darle un portazo a la investigación que en el sexenio pasado se inició contra la esposa y diputada local en Nuevo León por delincuencia organizada y hasta terrorismo.

En noviembre las piezas de este ajedrez podrían dar un vuelco significativo. Ya bajo un esquema de alianza electoral -porque no queda tampoco de otra- , veremos si Femat doblega las manos y respalda una eventual candidatura petista solitaria. Quien firma es él.