fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Acoso sexual en la UAZ, “un problema que ha existido siempre”


Acoso sexual en la UAZ, “un problema que ha existido siempre”
Compartir

Análisis

  • Total Score 0%

Por Natalia Villegas

 

Se ha dado un movimiento estudiantil en  la tan reconocida “Universidad Autónoma de Zacatecas” en el cual se exige un castigo  para  todos esos maestros acosadores que utilizaban su puesto y prestigio dentro de la universidad para abusar de sus alumnas.

 

Las primeras quejas que salieron a la luz ocurrieron dentro de la Unidad Académica de Odontología. Con el paso de los días las demás Unidades Académicas no tardaron en exponer todos los casos que día con día habían sufrido las alumnas.

 

Iban desde amenazas, hasta toqueteo inapropiado de los profesores hacia sus alumnas. Las quejas declaradas eran desde alumnas de los primeros semestres, hasta alumnas de últimos grados.

 

Los maestros no fueron los únicos expuestos, pues muchas estudiantes alzaron su voz al declarar que también sufrían algún tipo de acoso por parte de sus compañeros de aula.

 

Este movimiento empezó con una manifestación que tuvo lugar en el Campus siglo XXI. Alumnos y alumnas decidieron agruparse a las puertas del campus  para de esta forma hacerse escuchar. Como en toda manifestación se dieron lugar a muchos carteles  en donde plasmaron varias frases que recibían alumnos y alumnas dentro de los salones, incitando al odio y la morbosidad. Junto a propuestas indecorosas y comentarios obscenos que se tenían que soportar.

 

“Los profesores te invitan a comer, te mandan mensajes, te piden fotos. Al principio lo ves como algo normal pero conforme avanzan sus peticiones sabes que no es normal”. De esta manera expresó una joven su inconformidad ante esta situación.

 

El acoso no solo llegaría a ser solamente para las alumnas, pues dos maestras también expresaron sus inconformidades, pues dijeron haber recibido discriminación y acoso laboral por parte de sus compañeros.  Excusas no faltaron, bien los maestros no aceptarían la culpa de sus acciones. Expresaron  varios de ellos. “Bien que les gustaba”, “Yo no pensé que podrían incomodarse”.

 

Leticia Torres Villa, Coordinadora de Equidad de Género invitó a los y las estudiantes a realizar su respectiva denuncia ante el maestro o alumno que estuviera ejerciendo algún tipo de violencia para que esta situación no quedará al aire.

 

Pero bien las alumnas declaran que las acciones y palabras de quien más les importaba, serían las del rector Antonio Gúzman Fernández. El cual no tardó en determinar que era el momento para que todos los actos de acoso y  hostigamiento que se vivían dentro de la máxima casa de estudios de Zacatecas se detuvieran, incitando a todos los alumnos a denunciar.

 

 

Los famosos tendederos

 

Los alumnos de cada una de las Unidades Académicas optaron por la idea de pasar de una manifestación, a los tendederos para los acosadores, los cuales como lo dice su nombre serían lugares para exponer a los maestros y alumnos que abusaran de sus privilegios. Colgando en ellos las pruebas necesarias. Rápidamente los tendederos se llenaron de capturas de pantalla con conversaciones de un maestro y alumnas, en dónde quedaban expuestas todas las propuestas que este les hacía, incluso con la excusa de pasarla con 10 final en el semestre si las alumnas aceptaban todo lo que el maestro les proponía indecorosamente .

 

Otras partes del tendedero estaban dedicadas a frases que recibían las alumnas por parte de los maestros. Se expresaba incluso el miedo y la angustia que viven las mujeres cada día al entrar a la clase de tal maestro, miedo a pararse de sus sillas porque seguramente recibirán un comentario subido de tono acerca de su cuerpo, o incluso miradas que las dejaban bastante incómodas.

 

Algunas alumnas optaron por contar su historia de acoso dentro de los tendederos, pues se encontraban que muchas de ellas prefirieron pausar sus estudios  porque ya no aguantaba el acoso al cual eran sometidas. Comentando que habían hecho denuncias fiscales que  no habían llegado a nada. Exponiendo a directivos los cuales habían recibido estas mismas quejas con anterioridad  por parte de las estudiantes, y estos habían optado por guardar silencio o bien entorpecer las acciones que pudieron haber sido tomadas.

 

Los tendederos que tuvieron un exceso de denuncias serían los de las Unidades Académicas más grandes. Como los de Derecho, Medicina y Odontología. si bien algunos de los maestros expuestos en cada unidad  entendieron el mensaje salieron a ofrecer disculpas por sus acciones, mientras que otros optaron por callar o bien arrancar de los tendederos cada uno de los papeles donde todas sus acciones eran expuestas.

 

Aunque todo este tema  de acoso en la “Universidad Autónoma de Zacatecas” (UAZ) tuvo su apogeo entre los meses de Febrero y Marzo, actualmente todas las quejas dieron fin con lo que se estaba pidiendo desde un principio. Con el caso del antiguo maestro Juan de Dios Vargas Paredes que se dedicaba a impartir clases en la Unidad Académica de Psicología.

 

Fueron muchas las quejas que se tenían en contra de este hombre por parte de los estudiantes en general, exponiendo los comentarios que hacía tanto dentro como fuera del aula. Dedicando sus redes sociales al acoso, principalmente a las mujeres, el rector tomó rápidamente cartas en el asunto anunciando su despido inmediato. Los alumnos de Psicología estuvieron conformes con la inmediatez que se le dio a la solución definitiva de este problema.