fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

2021: la prueba de fuego para Morena


2021: la prueba de fuego para Morena
Compartir

Análisis

  • Total Score 0%

Por Ricardo Arteaga Anaya

El proceso electoral próximo a iniciar no será un proceso común y corriente, será determinante para la vida democrática de nuestro país y para la continuidad del proyecto de nación de la cuarta transformación, por ello es que morena deberá convertirse en un instituto político a la altura para el cambio que ya comenzó y que deberá fortalecerse en la segunda mitad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La segunda mitad de la administración federal será víctima de una feroz embestida de los poderes fácticos que se opondrán a las reformas que tocarán más sus intereses, una reforma energética y fiscal, por ejemplo, son las más anunciadas y cuyos intereses resultan más poderosos que los que hasta el momento se han tocado.

Durante estos primeros casi tres años del gobierno de la cuarta transformación, la administración ha implementado estrategias de comunicación para equilibrar la opinión pública y contrastar frente a los ataques e intentos por restar credibilidad a las acciones gubernamentales emprendidas.

Ante estos ataques morena debiese convertirse en un instituto político, no como lo fueron el PRI, el PAN y el PRD que terminaron por convertirse en partidos gobernantes que intervenían en la toma de decisiones y en el ejercicio del poder, los desvíos de dinero para campañas políticas, el uso de programas sociales para beneficiar aspirantes, entre otras acciones, lograron terminar con la esencia y el papel que deben jugar los partidos políticos en la vida democrática: la de formar una ciudadanía que se involucre en la toma de decisiones, así como la formación de perfiles políticos con la capacidad y principios para ostentar espacios públicos.

Morena debe convertirse en un instituto político que paralelamente a la administración pública aporte a la transformación en el país sin la necesidad de convertirse en un partido más que aproveche la relación con el poder para beneficiar a sus actores políticos para hacerse de una figura pública, debe evitar convertirse en un partido más y rechazar las prácticas que tanto mal han traído al país.

Desde su nacimiento como un movimiento social y político su principal objetivo fue el de obtener el respaldo ciudadano y dejó de lado la formación de cuadros, los que surgieron convencidos de un cambio fue gracias a la participación en la construcción del movimiento y muchos otros de otras causas sociales. Una vez obtenido el triunfo comenzó la transición de movimiento a instituto político, sin embargo, perdió el rumbo cuando las cúpulas al interior del partido y la formación política a la antigua de algunos miembros del mismo decidieron enfrascarse en una batalla por hacerse del comité ejecutivo para controlar la designación de candidaturas frente al proceso electoral 2020-2021 tanto a nivel nacional como en los estados en los que se renuevan las gubernaturas.

El debate interno en los partidos debe convertirse en algo completamente natural, la creencia de que todos los militantes y miembros de un partido político deben alinearse fue una de las causas para que la imposición de candidaturas se convirtiera en algo normal frente a la opinión pública, esto debe terminar, el debate al interior de morena debe existir, sobre todo por tratarse de un partido político que surge de un movimiento social cuya militancia sostiene una pluralidad de pensamiento, el debate debe aportar a la democratización del partido, no para convertirlo en una guerra sin sentido centrada en los intereses de grupo o de partido.

El proceso electoral del 2021 se convierte en la prueba de fuego para morena porque una vez superada la etapa de las diferencias en la cúpula, deberán centrarse en la opinión de la militancia y en el objetivo principal: respaldar al gobierno de la cuarta transformación convertirse en un partido político que aporte a la construcción de ciudadanía y que arroje representantes populares capaces de defender con argumentos y con principios el cambio que ya inició. Si la lucha por el poder por el poder triunfa, el instituto político que arrojó al Presidente que ya está haciendo historia, terminará por convertirse en un partido más, para evitarlo: que triunfe la democracia sobre la imposición, sobre el caciquismo, sobre el nepotismo y sobre otras prácticas que ya vemos en Zacatecas.