fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Para salir de la crisis


Para salir de la crisis
Compartir

Análisis

  • Total Score 0%

Por Ricardo Arteaga Anaya

La crisis económica que atravesamos actualmente no es solamente consecuencia de la pandemia por le Covid-19, sino que es resultado de malas decisiones tomadas en el pasado, seguro estoy que muchos culpan al ahora gobierno que si bien ahora es responsable de resolver, no es el responsable de un país con más de 60 millones de mexicanos en situación de pobreza, de la enorme desigualdad existente en donde un pequeño porcentaje de la población tiene mucho más que la gran mayoría, de las injusticias, ni de la inseguridad.

Las crisis derivan de la toma de decisiones de las administraciones públicas, es decir, si un gobierno, sobre todo el federal, toma una decisión en materia económica, esto puede generar fuga de capitales, nula inversión extranjera o que la riqueza salga del país dejando poca ganancia para los mexicanos, así fue durante más de cuarenta años en los que los gobiernos federales tomaron decisiones, realizaron diversas reformas que ocasionaron que más de cuarenta años después tengamos el México que hoy conocemos.

Administraciones pasadas decidieron gobernar para los intereses de las grandes empresas, así como para los intereses de los grupos políticos en el país, las declaraciones de Lozoya en sus audiencias exponen que si existe en nuestro país una corrupción sistematizada consistente en redes de poder para desviar recurso para beneficiar a unos cuantos, a las grandes empresas y a unos cuantos políticos que estuvieron pasado la estafeta del poder entre ellos mismos.

Algunos dirán que de nada sirve buscar llevar a la justicia a aquellos que en el pasado cometieron actos de corrupción e incluso lo señalarán como una pérdida de tiempo, en lo personal considero que hay que destapar estas redes de corrupción para poder devolver a nuestras instituciones la funcionalidad y su esencia para lograr el desarrollo del país, acabar con la corrupción es entonces una acción primordial para poder re destinar el recurso público para lograr desarrollo y progreso en el país.

Para salir de la actual crisis económica en la que nuestro país, como muchos otros, se encuentran, se requiere un combate real a la corrupción para de esta forma lograr que el recurso público llegue realmente a su destino, para que el Estado mexicano pueda generar las condiciones para que el sector privado pueda invertir sin pérdida de recursos, chantajes o el cobro de moches.Una vez atacadas dichas redes de corrupción, es necesario que el Estado incentive la inversión privada, más allá de buscar inversión extranjera es necesario que se invierta en proyectos regionales que detonen la economía local arrojando la creación de empleos y de oportunidades para personas de la región, el tren maya tendrá un impacto en la zona sur del país como otros proyectos que buscan detonar el desarrollo local.

Esta estrategia debe bajar también a los estados, pues las entidades federativas también deben aportar al combate a la corrupción, también en lo local existen redes de corrupción que han impedido el desarrollo económico en los mismos. Zacatecas es un claro ejemplo, el nulo combate a la corrupción evita que nuestras instituciones logren su fin, durante años hemos tenido gobernadores que destinan millones de pesos en viajes al extranjero para buscar convencer a empresarios invertir en nuestro estado, cuando existen una gran cantidad de proyectos que generarían en lo corto y largo plazo el desarrollo económico de los municipios, sin embargo, la falta de interés de los gobernantes y el rechazo de los empresarios extranjeros a invertir en el estado, así como el abandono al campesino, al pequeño empresario y al comerciante local, arrojan a un estado que hasta hace unos meses arrojaba negativos altos en crecimiento económico.

Tres cosas se requieren entonces para poder hacer frente a la crisis económica que la pandemia ha agravado, el combate a la corrupción que actualmente los mexicanos ya pueden palpar hasta cierto punto pero que debe fortalecerse y evitarse incluso entre los miembros de la cuarta transformación; eficientar el gasto público destinado al desarrollo económico, evitar fugas y programas que no han funcionado y fortalecer aquellos que permitan a los ciudadanos tener condiciones para cambiar su situación; y apostar a proyectos regionales que permitan el despegue del desarrollo local, así como brindarles certidumbre  y respaldo a los ya existentes.

Resulta una tarea compleja, pero con voluntad irán sentándose las bases para ello.