fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

INE o Estado, de quién depende la democracia


INE o Estado, de quién depende la democracia
Compartir

Análisis

  • Total Score 0%

Por Ricardo Arteaga Anaya

El Instituto Nacional Electoral (INE) pareciera haberse convertido en la principal oposición del Presidente de la República tras las declaraciones vertidas por el mismo respecto al proceso electoral que está en puerta, el señalar la defensa de la democracia mediante la vigilancia de dicho proceso, despertó en el presidente del INE un rechazo ciego sin siquiera tratar de entender lo que señaló el Jefe del Ejecutivo.

El mensaje del Presidente, al menos para un servidor, fue en el sentido de que el Estado evitará que sus funcionarios se involucren utilizando recurso público, programas sociales y estructura gubernamental para la operación política, el compro del voto, así como para la manipulación de la población para beneficiar a un candidato o candidatos.

Durante años los gobiernos normalizaron la participación de sus funcionarios y el desvío de recursos para la compra del voto y por otra parte el Instituto Electoral no llevó a cabo ninguna sanción para frenarlo o para sancionar a aquellos cómplices de ello, centraron su facultad en sancionar económicamente a los partidos y en algunos pocos casos a los candidatos.

El INE centró sus pequeños esfuerzos en perseguir a aquellos que se adelantaban a los procesos electorales, en emitir multas a los partidos que no transparentaban su gasto, a aquellos que cometían violaciones menores a la Ley Electoral pero no centraron sus esfuerzos en evitar que los partidos políticos y sus candidatos usaran recursos provenientes del crimen organizado, que compraran el voto o que se desviaran miles de millones de pesos de gobiernos estatales, municipales y el federal para financiar campañas electorales.

El mensaje del Presidente de la República, radica en el combate a la corrupción, aquella representada en el desvío de recursos de la administración pública, en el pago de aviadores que eran usados como operadores políticos para los partidos y candidatos o en el uso de programas sociales para beneficiarlos, nunca en la intención de desaparecer al Instituto Nacional Electoral o la de violentar sus atribuciones y adjudicarlas como propias, sin embargo, resulta necesario que el Estado cumpla con sus facultades en materia electoral, auxiliar a la autoridad en la materia para evitar que se cometan todos estos delitos electorales, el Estado puede rastrear el dinero que entra a las campañas electorales, señalar si es proveniente de algún grupo delictivo o si resulta ilícito para que el INE pueda tomar consideraciones al respecto, auxiliarlo con la fuerza pública para evitar el robo de urnas, para detener a los mapaches electorales y en un sin fin de actividades ilícitas que terminan atacando a la Democracia en nuestro país.

Por otra parte, el INE está obligado a reestructurarse para recuperar la credibilidad ante el pueblo mexicano, después de años de compra de voto, fraudes electorales, financiamiento por parte del crimen organizado, despilfarro de miles de millones sin verse reflejados en un beneficio para los ciudadanos hablando de Democracia, y un sin fin de irregularidades en los procesos electorales anteriores, los mexicanos necesitamos que nuestra institución electoral recupere su credibilidad, que se fortalezca y empiece a cumplir su función, que aporte a la construcción de ciudadanía, que obligue a los partidos políticos a hacerlo, que defienda y fomente la construcción de una Democracia participativa, que con el auxilio del Estado hasta donde la Ley lo permita, pueda llevarse a México a una vida Democrática.