fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Diputada de Morena quiere revivir las herramientas legislativas, en 2018 votó por eliminarlas


Diputada de Morena quiere revivir las herramientas legislativas, en 2018 votó por eliminarlas
Compartir

Análisis

  • Total Score 0%

Zacaecas, Zac.- Bajo el pretexto de que un diputado o diputada que no conoce su entorno, que no visita su distrito, tiene una visión corta o mezquina de la realidad y ello no le permitirá, en un momento determinado, cuestionar al Ejecutivo sobre la carencia o deficiencia de un servicio público o la falta de programas sociales para sus representados, la diputada de Morena, Mónica Borrego presentó hoy ante el pleno una iniciativa de reforma para revivir dicho concepto económico que otorgaba hasta 200 mil pesos mensuales a las y los diputados para “apoyos sociales”.

A pesar que en 2018, ella como integrante de la LXII Legislatura votó a favor de erradicarlas, hoy dio pie a que se reactiven  y la Legislatura pueda presupuestar de sus recursos, ayudas sociales, observando los principios establecidos de disciplina, honradez, honestidad, integridad, eficacia, eficiencia, economía, racionalidad, austeridad, transparencia, rendición de cuentas y máxima publicidad.

La iniciativa con proyecto de decreto pretende reformar la fracción V del artículo 11 y la fracción XII del artículo 267 del Reglamento General del Poder Legislativo del Estado de Zacatecas, para quedar como sigue:

Artículo 11. Además de los establecidos en la Constitución y la Ley, son derechos de los diputados, los siguientes:

V. Percibir la dieta o remuneración correspondiente que les permitan ejercer con eficacia su cargo mantener un vínculo con sus representados

En junio del 2018, La LXII Legislatura del Estado aprobó por unanimidad, con 27 votos a favor, reformar diversas disposiciones de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Zacatecas, que disponían eliminar las herramientas legislativas y obligar que todas las sesiones legislativas se realizaran de forma pública.

La modificación estipulaba que para un uso adecuado de los recursos propios del Poder Legislativo, no podrán otorgarse a los diputados las ayudas sociales, mejor conocidas como herramientas legislativas y que mensualmente ascendían a más de 6 millones de pesos, en cuestión de que esta tarea es propia del Poder Ejecutivo y debe ser desarrollada a través de programas sociales de las dependencias y entidades de la administración pública estatal.