fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

De coronavirus y hamburguesas


De coronavirus y hamburguesas

Por Andrés Vera Díaz

Y de pronto, el manufacturero de hamburguesas se volvió un crítico del sistema que lo ha llevado a ser poseedor de varios restaurantes y otros negocios que van desde sociedad con “medios”, hasta puertas eléctricas, y al parecer, arrendador de domicilios fiscales.

La trayectoria de Cuauhtémoc Calderón ha tenido la eterna característica de no valerse bajo principios de congruencia o convicción política, sino de rodearse de círculos que en su momento tuvieron o proyectan (muy hipotéticamente) tenencia de poder para inmiscuirse en la adquisición de beneficio económico.

Desde su arribo como alcalde, la rápida ascensión monetaria fue evidente y con extraños procesos de contrataciones de recursos públicos que quedaron en el limbo de un manotazo, sin embargo, nadie puede dudar que a partir de esos años, el surgimiento de negocios propios fueron más que una trayectoria política asentada, el punto característico del personaje en cuestión.

PAN, Verde, “independiente”, “morenista”, “antimonreal” y operador de sus ulteriores adversarios es la línea desdibujada de tiempo que envuelve a quien ahora, defiende de forma más que burda acciones polarizadas de sus nuevos socios, cuándo años atrás era uno de los más fieles promotores de un sistema que beneficiaba los titulares de cargos y fuesen incondicionales.

El empresario que ahora se lamenta, y se la menta a las medidas tomadas por contingencia en el estado como el cierre parcial de restaurantes en la antesala de la fase 2 por el Covid-19, no tomó en cuenta que era inevitable llegar a tal grado por lo que en una falta de visión solamente se preocupó por sí mismo, alegando que no tendría ingreso para pagar salarios, pero ayer, que en el Senado, los propios allegados morenistas como Soledad Luévano y Ricardo Monreal votaron en contra una propuesta del senador panista Damián Zepeda para garantizar apoyos a trabajadores que pierdan su empleo por la pandemia, ha quedado en un rotundo ridículo. Vaya, ¿cómo habr{ia sido la reacción de Calderón si aún fuese blanquiazul?.

La calidad moral del empresario queda nuevamente exhibida como nula. Despotrica contra las medidas pero olvida mencionar que fue uno de los principales promotores para la contratación de empréstitos en tiempos de Miguel Alonso, curiosamente, cuándo el mismo hoy gobernador, era secretario de Finanzas. La inmediatez coyuntural de Calderón aplica cuando existe la oportunidad de obtener beneficios personales a costa de corromper aún más la poca credibilidad que tiene como “asesor político”.

“Mezquino y sin visión” fueron las palabras de Tello al exdiputado y hoy operador de la red D21 y sin espacio para la retórica, aunado a los antecedentes de su “perfil” en la política, se añade el silencio obvio antes las múltiples arbitrariedades de su actual dueño. Crédito Ganadero a la Palabra, programa fracasado no del gobierno federal, sino de David Monreal que dentro de las inconsistencias más preocupantes se encuentra la proveduría de Indutrias AyG, cuyo domicilio fiscal -como todo parece indicar y dado que no lo han desmentido documentalmente- se encontraría en el número 31 de la avenida García Salinas de Guadalupe, justo donde se ubica uno de los restaurantes de Calderón. En este tema, mutis y puro mutis, “¿cómo ciudadano “ejemplar”, no debería el empresario exigir una investigación a fondo del tema?. Curioso que se digne de ser una de las banderas anticorrupción de su anterior padrino Miguel Alonso, pero no para el nuevo patrón.

A ver con qué comentario simplón sale en su página de FB. ¿Algún sarcasmo de esos adornados con una vaquita y una hamburguesa?.

Compartir