fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

El lado “B” del otro destape


El lado “B” del otro destape

Por Andrés Vera Díaz

Caló hondo entre la “Fuerza Monrealista” el destape de Adolfo Bonilla para la gubernatura de Zacatecas, y aunque el evento en el que se cuidaron las formas para evitar violentar la legislación electoral fue calificado de “irrespetuoso” por el alcalde fresnillense, dejó entrever que la definición por lanzar un aspirante que va más allá del priismo rancio ha quedado consolidada.

El tiempo fue oportuno, porque ante la flagrante campaña de los “compatriotas” era pertinente una respuesta sonora y vaya que con altos decibeles. El estruendo causó animadversión entre filas davidianas que lanzaron un contrataque vía mensajes de texto, operados como siempre, desde un pequeño bunker ligado a la administración de Julio César Chávez y en contubernio con el preocupado y poco sensato artífice de la Estafa Maestra en Zacatecas. “Gracias…”

Aunque por mera convicción ideológica, muchos morenistas rechazan al PRI como instrumento real de gobernanza, han preferido ser escuetos en opiniones públicas porque sería contraproducente en las entrañas de su propio instituto político, celebran entre susurros que ya exista un frente tácito y con estructura a las pretensiones de la familia seudo izquierdista.

Entre el monrealismo surgió una nueva fuente de preocupación que descobijó la rabia de algunos de sus adherentes, y es que aunque la pelea Saúl – David pretenda ser impuesta en la opinión pública, no hay nada más virtual que eso. La pretensión del alcalde fresnillense también está puesta sobre la mesa pero siempre obedece a las instrucciones de Ricardo que en algún momento llamará a los hermanos a la disciplina interna, mientras tanto, hay que jugarle al bandeo por aquello de colocar caballos de Troya entre la indefinición política, porque el destape de Bonilla, ha cerrado la puerta al menor de los Monreal en el seno tricolor, y eso sin duda, fomentará más que en próximos meses, “se limen asperezas” entre los consanguíneos.

Por su parte, Ulises Mejía también vio cercada la posibilidad de encabezar la alianza, mismo resultado para Carlos Peña y Roberto Luévano. Para el pupilo de “Don Toño” esto pareciera más un aliciente que un fracaso, porque no solamente podría darse el lujo de cotizar sus activos entre su neopartido y la alianza PRI – PAN – PRD- MC, sino hasta lograr un acuerdo de facto para reelegirse como alcalde porque ahora sí, los Monreal necesitarán todo el apoyo para lograr sus cometidos.

Saúl ahora tendrá que renegociar los términos de su asunción y con otros actores que se dicen ser parte del morenismo puro y santo. Mirna Maldonado llegó a la diputación federal gracias a un pacto de civilidad y respeto con el actual alcalde, pero luego de que la legisladora del PES ha registrado tumbos entre sus propias bases y tras ser enganchada en un fraude por más de 3  millones de pesos en un supuesto programa de apoyo a su distrito, tuvo que recomponer la situación pero ya con molestia entre su electorado.

Al fresnillense le ha cambiado ahora el panorama y no tuvo más remedio que lanzar una advertencia extensiva luego de una trampa en los cuestionamientos que le realizara un reportero tras del destape de Bonilla. “Irresponsable e irrespetuoso” dijo Saúl por el evento en el hotel Don Miguel (bunker monrealista) pero alargó el manotazo tras preguntársele sobre David y eso es una señal inequívoca que en el fondo, admite actos anticipados de campaña del coordinador de Ganadería. Entre la balacera, se disparó al pie.

Otro estigma de preocupación, es que Bonilla tiene la capacidad de llegar a acuerdos y cumplirlos, actitud polarizada entre el séquito davidiano que lleno de soberbia y arrogancia, se comprime más aún entre prepotentes funcionarios como Priscila Benitez, quien sigue asumiéndose como la cacique intocable en Guadalupe y agraciada por los contratos de la constructora “Jaguar”; pero de igual forma, el desmantelamiento de estructuras familiares que ya comienzan a hacer mella entre una marca que tiene tintas de ser más que una agrupación política, una secta deformada.

Por lo pronto, los ánimos entre los partidos políticos locales que conforman el frente antimonrealista y no tanto antimorenista (porque si fuese Ulises o El Oso el candidato otro desmenuce se contaría), han revivido con esperanza alimentadora de competencia real, y eso lo saben allá en la coordinación del Senado. Mientras tanto, hay muchos actores que tras el destape se encuentran entre la espada y la pared como Lyndiana Bugarín, quién como diputada del Verde tendrá que acatar las instrucciones de la alianza con Morena (por eso de que ya son partido de izquierda), y su padrino político Miguel Alonso, con quien mantiene cercano y contínuo contacto en la Ciudad de México.

El juego ha comenzado ya, los niveles de guerra sucia aumentarán y como forma de chantaje para que ya se den muestras de definición a largo plazo. Esto tocará las formas del ayuntamiento capitalino y otros más, será un año complicado en términos de civilidad política, pero la carrera al 2021 en sí, ha iniciado formalmente.

Compartir