fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Bonilla, el cuasicandidato del PRI – PAN – PRD- MC


Bonilla, el cuasicandidato del PRI – PAN – PRD- MC

Por Andrés Vera Díaz

Cumpleaños 48 y destape al 21. Una comida ofrecida al secretario del Campo Adolfo Bonilla dio cuenta de una muestra de unidad entre el priismo que ya catapulta al fresnillense como candidateable a la sucesión para el próximo año; y vaya que negocios son negocios, uno de los hoteles bunker del monrealismo, cuyo apellido se asienta en la suplente de Soledad Luévano y escudera del truene de asambleas morenistas fue anfitrión de un evento cuya convocatoria se hizo extensiva para extraños.

El mensaje es claro, porque, coincidentemente a la fecha, al inicio de año, la presencia de más de 3 mil personas, la exhibición de fuerza será difícilmente equiparable con alguna pretensión de los otros aspirantes como Claudia Anaya, Roberto Luévano y Carlos Peña.

Además, las dirigencias del PAN, PRD y MC fueron invitados de “honor” en la comida. Muestra explícita de que Tello y Alonso han decidido ya lanzar la competencia evidente a David Monreal, cuya actitud de victoria virtual no es soportada por la confianza manifiesta de quien se cuelga de la figura presidencial como principal estrategia de “mantenimiento” en las preferencias y para muestra un botón, cuando al interior de la marca, se tuvo que responder al evento por medio de plumas muy asociadas al monrealismo para señalar como acto anticipado de campaña el cumpleaños de Bonilla, pero callan ante el uso de estructura federal, usurpación de funciones en ruedas de prensa y condicionamiento de programas cuya evidencia ha sido dado a conocer con audios, textos y videos.

Bonilla se ha destacado por tener una postura diplomática como funcionario estatal de mayor apertura, alejando el sectarismo de Luévano y la poca influencia en el prisimo local de Peña, además, sin enfrentar directamente la representación de Morena en los tres niveles de gobierno como lo hace la Senadora Claudia Anaya.

Parece que el lanzamiento del Secretario del Campo se basa en que tiene mayor posibilidad de crecimiento electoral y menores negativos, ya que Peña proviene de una aplastante derrota en el distrito 1 federal contra Alfredo Femat. Luévano de igual manera en el 4 y risiblemente, contra Samuel Herrera, gris e ignorante “legislador” de Morena. Por su parte, aunque Anaya ganó de mayoría, el hecho de que su otrora padrino político Luis Videgaray desapareciera del escenario y el actual, Osorio Chong esté en la mira de la 4ta por el tema principalmente de los desvíos millonarios a las cuentas de García Luna no la deja en una posición cómoda.

Aunque Bonilla tiene solamente 220 millones de pesos ejecutables para este año y en el anterior poco más de 240, es de los pocos funcionarios que no han sido objeto o promotores de escándalos de corrupción, desvío de recursos o pésimos manejos financieros como otros que en su haber, ya lidian con procesos de inhabilitación por enterrar megaproyectos hídricos.

Esto fue el motivo primordial para catapultar al cuasicandidato para el 2021, pues entre las mismas fuerzas priistas, los ánimos decaídos están presentes, a tal grado, que muchos en pláticas de café comentan la inviabilidad de otros para representarlos como el mismo Roberto, cuyo desastre financiero en Guadalupe, derrotas considerables en los municipios más importantes tras no reforzar estructuras y un nocaut estrepitoso lo deja en el sótano de la palestra, por lo que no podría encabezar una alianza ya prácticamente cocinada entre los partidos señalados.

Inclusive, fue el propio Gobernador Tello cuándo al tomar protesta a las fuerzas juveniles en el estado en un evento en el CDE del partido, teniendo a Peña, Bonilla y Luévano sentados juntos, dijo “no hay nada para nadie, siempre les digo que trabajen y el que salga más fortalecido será quien represente al priisimo local”. Inclusive, llamó a la unidad de los diversos sectores en torno a quien en momento dado, fuera el elegido. El problema fundamental será conocer si el mandatario realmente abogará por mantener al tricolor en Plaza de Armas o le dará juego a la seudocuarta transformación, pues ese también fue un reclamo de candidatos en la elección pasada que a pesar del reproche entre pasillos, fueron rescatados en diversos cargos dentro de la administración estatal.

Otro punto de relevancia será conocer si Bonilla fue palomeado por Miguel Alonso, neosecretario adjunto en el CEN del PRI y del propio presidente, “Alito” Moreno, porque de ser así, la sombra del alonsismo corrupto dejará mella entre el electorado indeciso que tiene un gran porcentaje a cuestas y cuyo voto será el decisivo para consumar la victoria de cualquiera de los ungidos.

Por una parte, el lastre dejado por Alonso entre los que se encuentra la deuda pública, elefantes blancos y una serie de denuncias penales, así como la promoción evidente de un funcionario federal de cuarto nivel que no pudo ejecutar su presupuesto a cabalidad  y cuyo sectarismo y soberbia siembra repulsión entre morenistas calados, serán las sombras que los perseguirán hasta julio del 2021.

Y finalmente, ¿Qué posición tomarán Saúl Monreal, Ulises Mejía y José Narro?. Aunque el tercero también carga sobre su lomo la ambición disfrazada de populismo, pudiera tener cierta influencia para reforzar algunos cuadros, sin embargo, los dos primeros mantienen una fuerza considerable en sus municipios, en los que se encuentran el grueso del electorado estatal. Al tiempo.

Compartir