fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Crisis económica de la educación media y superior: ganan las escuelas privadas


Crisis económica de la educación media y superior: ganan las escuelas privadas

Por Alfredo Valadez Rodríguez / Especial – Periómetro

Las universidades públicas del país “no están en peligro de extinción, sino en proceso de extinción”, debido a las políticas neoliberales de las últimas tres décadas, que han propiciado su estancamiento, y propiciado a la vez el crecimiento de las universidades privadas, incluyendo al actual régimen de Andrés Manuel López Obrador, a través de la nueva Ley General  de Educación, propuesta por su partido, Morena.

Advirtió Hugo Aboites Aguilar, miembro del Consejo Mexicano de Investigación Educativa y del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), durante el foro “El futuro de las universidades públicas en tiempos de la 4T”, organizado por la Universidad Autónoma de Zacatecas, y en el que además intervinieron los investigadores Axel Didriksson, de la UNAM, así como Arturo Burnes Ortiz y Raúl Delgado Wise, de la UAZ.

Gran parte del debate durante el foro, se centró en la propuesta de Ley General de Educación, que el titular del poder ejecutivo federal impulsa en el congreso de la unión a través de sus legisladores de Morena, y partidos afines.

Como contexto, Aboites Aguilar expuso el grave problema por el que atraviesan las universidades públicas autónomas,  del país –particularmente once instituciones, pero no solamente esas-, en materia presupuestal,  mientras que desde el gobierno se ha permitido y propiciado, el crecimiento de las universidades privadas, limitando con ello el acceso a la educación superior, a millones de jóvenes mexicanos.

Y explicó con datos concretos que, en el año de 1980, la educación pública cubría el 87 por ciento de la matrícula de nivel superior en el país. Para 1990 –ya en plena etapa neoliberal-, la universidad autónoma cubría el 47.9 por ciento de la matrícula en la república, mientras que las universidades privadas cubrían el 19.1 por ciento de la demanda.

Posteriormente, en el periodo 2005-2006 –en el régimen panista de transición entre Vicente Fox y Felipe Calderón Hinojosa-, las universidades públicas cubrían ya solo el 40 por ciento, mientras que las privadas siguieron en ascenso, al 32.5 por ciento.

Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto y la vuelta del PRI al gobierno federal, señaló Aboites Aguilar, los indicadores del año 2017 revelan que las universidades públicas bajaron a una cobertura de la matrícula nacional, de 35.7 por ciento, mientras que las universidades privadas alcanzaron el 33.5 por ciento. “Es decir actualmente la matrícula de ambas, están al mismo nivel, y con un dinamismo de la privada, que no tiene la pública”.

“En éstas décadas neoliberales, si estuviéramos hablando de una especie, en términos de biología, no estaríamos diciendo que están en peligro de extinción, no, la universidad pública autónoma, está en proceso de extinción”.

Aboites Aguilar planteó al respecto que, conforme a este patrón de decrecimiento en la matrícula, la universidad pública en México “está destinada a representar una parte, cada vez más pequeña, de la proporción total”.

“Y por lo tanto en su papel en la generación de jóvenes que pasan por uno de los modelos educativos más exitosos, más importantes, que ha generado américa latina, para la formación de profesionistas, que no son simplemente operadores -de fábricas y maquiladoras-, sino ciudadanos participantes activos en sus sociedades. Eso es lo que significa la extinción de esta especie”.

Por lo tanto, expuso a modo de reto, “¿Qué vamos a hacer como universidades públicas? Hay un sabio griego que decía ‘si escogen ir a la batalla separados, morirán juntos. Y eso es lo que están escogiendo las universidades públicas, autónomas. Cada quien eta viendo a ver como resuelve su asunto, con sus problemas, con sus deficiencias, con sus ventajas, con sus pros y sus contras”.

Desde su óptica, Hugo Aboites planteó a las universidades públicas tener una alianza con el magisterio nacional, que logró resistir y hacer frente a la Reforma Educativa que el régimen de Peña Nieto impuso, pero que los maestros organizados de todo el país, con su protesta general, consiguieron obligar al actual gobierno, para que la derogara.

“El magisterio es un aliado natural de las universidades públicas, autónomas. Para que podamos pensar como universitarios, en la educación de México, como un todo integral, y dejemos de pensar en términos sólo de la educación superior”, finalizó el especialista.

Compartir