fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

El violador eres tú; himno viral que construye un relato colectivo


El violador eres tú; himno viral que construye un relato colectivo

El himno feminista del colectivo LasTesis se ha vuelto viral y funciona como un meme: se expande a la vez que va generando cambios para adaptarse a cada contexto social y cultural

La viralización del himno de las LasTesis también tiene que ver con la construcción de un relato colectivo: permite sumarse como persona al tiempo que disolverse, si se quiere, en el anonimato grupal

Mecanismos muy similares a lo sucedido con “el violador eres tú’ se activaron durante el #MeToo: miles de mujeres se animaron a contar su historia

La viralidad aquí funciona por tanto prueba que muestra un oscuro rastro transfronterizo e intergeneracional que demuestra que son millones las mujeres que han sufrido alguna vez una agresión sexual. El himno de LasTesis se viraliza porque el machismo es estructural.

La viralización del himno de las LasTesis también tiene que ver con la construcción de un relato colectivo: la performance articula una narrativa que permite sumarse como persona al tiempo que disolverse en el anonimato grupal.

Eso sucede físicamente en los espacios donde se ha representado el himno: el grito es unánime y colectivo. Importa el quién es quién y las historias personales. Pero importa aún más visibilizar que se trata de una denuncia colectiva. Justo algo así ocurrió con el #metoo, cuya expansión masiva tenía forma de hilo.

Este hilo encarna precisamente la capacidad de agregación y generación de un relato colectivo que ha sido capaz de articular el himno de LasTesis: a partir de de un tuit inicial en el que se usa parte del texto del himno para compartir el contexto de una violación, miles de mujeres han contestado para compartir su historia siguiendo el mismo patrón, en una especie de formulario online espontáneo y abierto donde muchas de ellas se consuelan y apoyan mutuamente.

Mecanismos muy similares se activaron durante el #MeToo: miles de mujeres se animaron a contar su historia. Algunas decidieron hacerlo a cara descubierta y con sus identidades y otras aprovecharon algunos de estos espacios digitales para denunciar agresiones sexuales mostrando parcialmente su identidad o en ocasiones, sin mostrarla.

Otra de las claves que ha activado la viralidad de “El violador eres tú” tiene que ver con la concepción de obra abierta por parte del colectivo LasTesis: “Queremos que lo adapten y hagan su propia versión de acuerdo al lugar en que se encuentren, con vestimenta o cambios en la letra”, declaraba una de sus integrantes en una entrevista.

La idea de que una obra de arte (dado que LasTesis se define como colectivo artístico) pueda ser reutilizada pertenece a una práctica que en otros momentos se conoció como ‘cultura libre’ y que hoy en día ha sido interiorizada como práctica contemporánea activista: si algo funciona, se copia y se adapta al contexto local.

Las Tesis por tanto no andan preocupadas por los derechos de autor. Son conscientes de que el objetivo activista está por encima de la autoría y que la expansión de su mensaje requiere de un texto que sea adaptable a los contextos locales. De hecho, casi todas las letras han generado cambios en ese sentido y será eso lo que continuará expandiendo el meme.

Por último, otra de las herramientas que ha sido clave en la viralización de “El violador eres tú” y que lo conecta con otros antecedentes: documentarlo. Desde hace años, la web de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca incluye en el apartado de Asesoría y Recursos, un apartado donde se ofrece “Toda la documentación y recursos que ofrece la Plataforma son totalmente gratuitos” con un PDF donde se comparten la receta para cocinar tu propia versión. Algo así ha ocurrido con los vídeos de LasTesis: la grabación de vídeos y su posterior difusión han facilitado su replicabilidad.

Compartir