fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Inseguridad ¿responsabilidad de todos?


Inseguridad ¿responsabilidad de todos?

Por Ricardo Arteaga Anaya

La inseguridad es una situación que durante años rebasó a todos los niveles de gobierno, muchas veces por la complicidad de gobernantes con el mismo crimen organizado, otras por no querer entrarle al tema (por omisión) por temor a represalias, algo que se generalizó en muchos municipios y estados de la república.

Durante años se ha demostrado por diversas vías el financiamiento de campañas políticas por parte de los capos del narcotráfico y los financiamientos con millones de dólares a ex presidentes de la República por parte de los mismos como pago de su parte por la colaboración con los mismos, en otros casos como en el de algunos presidentes municipales aplica la famosa creencia de “mejor plata que plomo”, esto surgió cuando se vieron rebasados por la corrupción de funcionarios de mayor nivel y por la falta de policías en sus administraciones.

Durante años hemos sido testigos de informes de gobierno de todos los niveles en los que se presumen inversiones millonarias en el combate a la inseguridad con pocos resultados, por el contrario, el número de muertes y por ende los índices de violencia han ido aumentando desde que Felipe Calderón declaró la guerra contra el narcotráfico, trayendo consigo un gran aumento en el número de cárteles al fraccionar a los más grandes capturando o matando a los jefes de los mismos, trayendo consigo otras células más agresivas, la tendencia era clara en el momento en el que Peña Nieto decidió no entrarle al tema.

Las policías municipales, estatales y algunas fuerzas federales han sido controladas por el crimen organizado desde el inicio de la fracasada guerra contra el narcotráfico, elementos policiacos trabajan incluso contra su voluntad para células criminales, al percatarse de que el gobernante en turno prefiere hacerse a un lado y dejar a sus elementos sin respaldo alguno se ven obligados a trabajar para los cárteles de la droga para no terminar privados de la vida.

El gobierno de Andrés Manuel se ha visto sumido en una ola de violencia que pudo preverse desde mucho antes de que terminara el sexenio de Peña Nieto, el problema al que ahora se enfrenta es a las declaraciones vertidas por él mismo hace años, sin embargo, pueden señalarse grandes diferencias respecto a sus antecesores. Los ataques y los crímenes cometidos en contra de civiles de forma brutal son cometidos por miembros del crimen organizado, la crítica es válida contra la estrategia empleada en al que el Presidente ha decidido no apagar el fuego con más fuego porque terminaría sumiendo al país en otra guerra sin sentido.

Durante los gobiernos de Felipe Calderón y Peña Nieto los crímenes en contra de civiles eran cometidos por los mismos miembros de las fuerzas federales y estatales, cuántos se dedicaron al secuestro, cobro de plaza, halconeo, entre otras. Los presidentes fueron rebasados por la corrupción que ellos mismos desbordaron.

Andrés Manuel se enfrenta a un gran reto, pacificar el país no solamente por la vía de las fuerzas armadas y policiaca, debe a la par existir una correcta impartición de justicia para que los criminales no resulten libres por un proceso indebido, debe limpiarse toda corporación militar y policiaca de la corrupción que caracterizó la administración de los ex presidentes, implementarse una estrategia de educación y disminución de la igualdad en todo el país y al mismo tiempo los gobernadores de los estados presidentes municipales  deben aportar en sus ámbitos estatales y municipales las estrategias adecuadas para limpiar sus policías de corruptelas e infiltrados del crimen organizado.

Mientras en los estados los criminales se encuentren en nómina de las policías, las estrategias de la federación no servirán de nada como en el caso de Zacatecas, en el que la guardia nacional opera en conjunto con policías estatales, corporación que se vio rebasada por el crimen e incluso controlada en ocasiones por ello, de nada servirán las estrategias de la nueva administración federal cuando sus principales colaboradores son quienes ofrecen al crimen la información adecuada para salirse con las suyas.

La inseguridad se convierte entonces en un responsabilidad de todos, desde los presidentes municipales hasta el Presidente de la República, desde el Poder Legislativo hasta el Judicial, de medios de comunicación y periodistas para siempre brindar la verdad a los ciudadadanos, buscar culpables no servirá de nada, buscar justicia para los crímenes ya consumados es la obligación de todos los responsables, politizar la situación es una acción vulgar, prevenir futuros acontecimientos es obligación de todos los gobernantes, que nadie nunca olvide sus responsabilidades establecidas en nuestras leyes.

Compartir