fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Tiempos de arribistas


Tiempos de arribistas

Por Andrés Vera Díaz

El audio exhibido por Luis Medina Lizalde, en que una joven con la promesa de ser servidora de la nación pide datos personales a la militancia de Morena, ha destapado otra cloaca infesta de arribistas como plan B para la obtención de la dirigencia estatal del partido a manos de la marca fresnillense.

Enrique Laviada, director aún de NTR Zacatecas ha destapado sus intenciones de ser el relevo de Catalina Monreal luego de que un fuerte golpe contra la hija de Ricardo, precisamente por los cochupos evidenciados por uno de los fundadores originales del instituto político en la entidad, y no es para menos. El audio que replicaron varios medios “no alineados”, deja de manifiesto que la siempre intentona de recrear las viejas prácticas aprendidas en el PRI, ya no son tan fáciles de aplicar ante la firme idea de transformación que permea en las bases del partido.

Ya que se presentarán denuncias ante la Secretaría de la Función Pública federal, así como ante la propia FGR y la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena, rápidamente el equipo monrealista buscó otra opción que pudiera entrarle al quite, y aunque en su haber tienen a Clemente Velázquez, exalcalde de Guadalupe quien pretende demostrar que no forma parte de los cuadros fresnillenses, la realidad es que juega a dos bandas, pero reuniones “secretas” con la estructura en donde su hija, Ruth se hizo presente con la intención de ver si le toca un hueso para 2021 (pues quiere ser diputada por el distrito guadalupense) demuestra que no es la cara de la independencia política, ni siquiera fomentando páginas “progresistas” feisbuqueras.

Laviada, que compitió por la alcaldía de Fresnillo en el proceso electoral antepasado con una llamativa derrota, y quien en los registros de candidaturas ante el IEEZ expresaba una supuesta convicción con el movimiento de regeneración, se vio aplacado por el propio grupo que ahora pretende impulsarlo a nuevos horizontes – me llega a la mente inmediatamente el nombre de Cuauhtémoc Calderón-, pero principalmente por Saúl Monreal, quien en ese entonces ya se catapultaba como la carta para 2015 o 2018; a raíz de la cachetada, Laviada manifestaba un repudio explícito contra todo lo que tuviera colores vino-tinto, (ah claro, menos contra su compadre Ricardo) quien le acercaba publicidades con marcas comerciales de automóviles, la promesa de convenios gordos con instancias federales, así como un huequito para la polaca venidera.

Ese director, que ha llevado en dos ocasiones a crisis económicas al propio diario y que en últimas fechas, despidió a una gran cantidad de trabajadores; ese que en afanes de protagonismo insulso supuestamente defendía a reporteros ante el acoso de la policía estatal en una protesta frente al hospital general del ISSSTE; ese que prohibió en años anteriores a Erick Flores aceptar el premio estatal de periodismo; ese que durante el proceso electivo a la Presidencia de la República atacaba con singular desprecio a AMLO y en su línea editorial se proyectaba como pro-Meade, ahora quiere colarse en un partido político al que le ha hecho mella con datos falsos en notas seudoperiodísticas contra Luis Medina, impulsadas por el propio Omar Carrera -quien con su gente al interior de la Auditoría Superior del Estado-, supuestamente tenían pruebas sobre triples salarios que obtenía el “oso”. Por cierto, que NTR y Laviada demandados están por tales difamaciones.

Curioso que ahora, sean el propio Carrera y Héctor Menchaca quienes lo alienten en un ardid que solamente comprueba la falsa unidad dentro de la corriente monrealista, pues no solamente aprovechan la coyuntura anticatalina para buscar posiciones, sino que alimentan la discordia entre la “hija” y la “cuñada”. Si, ese pleito que hasta tiene tintes de amoríos protagonizada por la superdelegada y la neofundadora. Pero, pareciera entonces contradictorio que con el uso de estructura federal se promueva a Catalina si existe una pugna entre las dos féminas, da entonces la impresión que todo fue preparado para darle un quemón de grandes proporciones a la esposa del regidor Garfias, porque llegar a la casa de Medina para pedirle datos personales, a sabiendas del domicilio del personaje, quien por su calidad moral no se quedaría callado, incentiva muchas dudas acerca de un plan preparado para desgastar aún más la pobre figura de Caty. Entre monrealistas entonces, la ambición también hace mermas y me pregunto, ¿dónde quedó entonces la Fuerza Monrealista que presumieran hace casi 3 años en el berrinche de Ricardo por la candidatura a la CdMx?. No, no es que sean otros contextos, es que todo mundo quiere su tajada, no importa si familia, compadres o socios de negocios sean.  Así de vulgares ambiciosos son.

¿Quién en su sano juicio podría darle espaldarazo a Laviada más que aquellos con gorda pasión por candidaturas que no les han sido entregadas?. Omar, que desde años ha pretendido ser el alcalde de Fresnillo, considera más viable ese cargo para luego lanzarse a Senador o Gobernador que la dirigencia de Morena, y Menchaca, siempre siempre peón de David, no le importaría reelegirse u otro cargo caminando por los senderos de la mediocridad legislativa.

Compartir