fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Crédito Ganadero a la Palabra, reducción monetaria y política; los números que no cuadran


Crédito Ganadero a la Palabra, reducción monetaria y política; los números que no cuadran

Por Andrés Vera Díaz

El programa estrella que tiene David Monreal como catapulta para la candidatura al 2021 ha sufrido un golpe presupuestal del 75% en relación al 2019 y podría ser en términos de aspiración electoral, la espada de Excalibur para el fresnillense.

No solamente la reducción financiera del publicitado “crédito a la Palabra” se puede considerar como el desbarajuste a sus pretensiones, sino se añade, según fuentes de alto nivel tanto en la Cámara de Diputados, como del Gobierno del Estado y de la propia Sader, que David tuvo un fuerte llamado de atención por parte del propio Presidente de la República hace aproximadamente quince días. (con razón tiene ese mismo tiempo sin mostrarse públicamente).

El regaño, por la entrega de vaquillas enfermas y desnutridas en varios estados del país entre los que se encuentran Zacatecas, y aunque algunas “columnas” y “notas” quisieron minimizar el hecho aludiendo una supuesta campaña de desprestigio arremetiendo contra medios locales, la realidad es que hace pocos días, productores de Durango también salieron a exhibir la precariedad del ganado entregado por medio del programa. Es decir, no se puede alegar tal motivación interna cuando también medios nacionales de prestigio mostraron las inconformidades.

Pero el asunto no queda solamente ahí, de los primeros 11 estados que serían supuestamente beneficiados con el programa, y cuyo número ascendió a 14 tras incluir a Nayarit y Durango, pocos se han visto realmente “beneficiados”, y es que aún desde la Sader Zacatecas se pretende utilizar los datos como bandera electorera para David Monreal, la realidad es que de los 4 mil millones presupuestados para 2019, solamente se ejerció una parte raquítica del programa. Al segundo trimestre de este año, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural no ha gastado los recursos que la Cámara de Diputados le asignó para apoyar a ganaderos con créditos, o para la adquisición de equipo que impulse su actividad. De entre los programas nuevos de Sader, que apenas arrancaron con esta administración federal, el subejercicio más alto lo registra el programa Crédito Ganadero a la Palabra, que entre enero y junio ejerció poco más de 29% de los recursos programados para este periodo, así lo dio a conocer Gesoc, una organización dedicada a analizar el gasto en el presupuesto público.

No solamente David no ejerció el recurso etiquetado, sino que desde un principio, con la nula estratagia de socialización, reglas de operación dudosas y sin transparencia, el fresnillense no logró el monto prometido, ya que en enero del presente año, tanto él, como la delegada de programas, Verónica Díaz, anunciaron ante un grupo de productores locales, que Zacatecas se verá beneficiado con 4 mil millones, de los 10 mil que se tienen planeados para el programa “Crédito Ganadero a la Palabra” En un boletín de prensa, se afirmó que “el presupuesto del gobierno federal contempla 10 mil millones de pesos, de los cuales 4 mil millones serán utilizados para arrancar las acciones en la entidad”.

Sin embargo, en el Presupuesto de Egresos de la Federación para este 2019, se estableció un monto total de 4 mil millones pero para todo el país, y el cual está publicado de manera oficial. Hasta el momento no hay información institucional del esquema de asignación de recursos para cada entidad federativa.

El objetivo del programa planteaba cobertura nacional pero se les daría prioridad a los estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz, Yucatán, Guerrero, Michoacán, Zacatecas, Tamaulipas y Nayarit. En este sentido, bajo lo dicho por Monreal, el 40 por ciento de su total sería asignado a Zacatecas pero no comentó cuáles eran los puntos para determinar el supuesto monto.

Bueno, a razón de los montos, que bueno que no le entregaron 10 mil millones, pues bajo la dinámica del subejercicio en una visión hipotética, habría ejercido solamente 2500 millones de pesos, dejando 7500 en subejercicio.

No solamente David no aplicó el recurso, sino que los propios datos contrastan, según el propio coordinador de Ganadería, de los 10 mil millones, cuatro mil serían para Zacatecas, pero al no ser cierto el monto total del presupuesto y reducirse en un 60%, bajo el porcentaje “comprometido”, entonces para la entidad debieron quedar 1600 millones, pero no sucedió así. Y es que en el propio documento del “Tercer Informe” de AMLO, en un escueto apartado de una sola página, se hace referencia al número de vaquillas, sementales y beneficiarios del programa que contradicen lo expuesto por el descoordinador en varias ruedas de prensa, boletines y eventos.

El 16 de julio pasado, cuando David acompañado de Verónica Díaz anunciaran la Expo Ganadera en Fresnillo, aseguraron que hasta ese momento, el Crédito Ganadero a la Palabra había ejercido 27 millones 120 mil pesos para beneficiar a 423 pequeños productores con la entrega de 1507 vaquillas y 87 sementales en 14 municipios, pero al mismo tiempo, dijo que tras el evento, se engrosaría el número pues pretendían otorgar 400 vaquillas y 150 sementales con inversión de 20 millones de pesos. Es decir, bajo la lógica de David del reparto presupuestario, de los 1600 millones que debieron aterrizar en Zacatecas, solamente se ejercieron 47 millones 120 mil pesos, lo que representaría el raquítico 2.97% de lo “previsto en términos porcentuales de las primeras declaraciones”.

El problema no queda ahí, de los 4 mil millones que finalmente se asignaron desde la Cámara de Diputados, el propio documento del informe presidencial en su apartado de Agricultura y Ganadería, señala que en los meses de febrero a junio se llevó a cabo la entrega de 18,768 vaquillas y 1,448 sementales de bovinos en beneficio de 5,938 productores ganaderos en 180 municipios del país. Es decir, del total, 1907 vaquillas y 237 sementales fueron entregados en Zacatecas, es decir, poco más del 10% del global, pero, ¿no que Zacatecas obtendría el 40% del beneficio?.

Añadamos que en Zacatecas, se recibieron 9700 solicitudes de productores para incorporarse al programa, pero si solamente se otorgaron 2144 animales, de los cuáles 550 supuestamente quedaron en Fresnillo (municipio que no es el primer lugar estatal en producción bovina), ¿en dónde radica el éxito del programa?.

Imagine usted, que de los 20,216 animales entregados en su totalidad (y que bajo el subejercicio del 71%, es decir, más de 2800 millones no erogados) se repartieron en 180 municipios, que representan 112 por cada uno, existieron 83582 solicitudes de anexo al crédito, pero solamente entraron los veinte mil mencionados, representa que solamente el 18% del programa fue positivo, sin descontar el número de vaquillas muertas denunciadas.

Ahora, con la reducción presupuestal del 75%, por lo que el programa solamente podrá ejercer mil millones para 2020, se plantean dudas significativas, y aunque ya existen gestores, imagínese que tipo de cabilderos como el “Ro” cuya esposa es asistente de Verónica Díaz, pretenden que se le incremente la partida presupuestal a David, la realidad es que el mensaje político es evidente. Ni los 10 mil millones iniciales, ni los 4 mil millones para Zacatecas ni de esos 1600 para la entidad, es más, ni siquiera el 40% aplicado del total del presupuesto, ¿cómo para que quieres tanto dinero si ni siquiera lo sabes aplicar?.

Ahora que dos estados más de la República se anexaron al programa y cuya vocación ganadera es evidente, David tendría que repartir de forma más equitativa el presupuesto, y es que, diputados de Nayarit y Durango ya están presionando para que el programa tenga verdadera aplicabilidad en zonas prioritarias, lo que dejaría sin margen de maniobrabilidad al propio David en su tierra. Bueno, total, no la ha tenido tampoco más que con datos exacerbadamente inflados e irreales.

Pero déjeme le sigo, resulta que de los 4 mil millones aprobados y cuyo ejercicio real no supera los 1200, están observados por parte de la Comisión de Ganadería de la cámara baja, 925.4 millones, que deberán ser comprobados en su estricta ejecución, por lo que en realidad, solamente 275 millones de pesos de 4 mil asignados, tienen documentación verificada o verificable.

En resumen, es un fracaso el programa descoordinado por David Monreal, si no pudo manejar 4 mil millones, imagínese el presupuesto de una entidad federativa; si no pudo aterrizar ni gestionar lo prometido, resulta ser un pésimo negociador; si no pudo ni siquiera asegurar un porcentaje considerable a su propia aspiración, que mentiroso resulta ser;  si le redujeron el presupuesto 2020, que confiabilidad puede tener. Es cuánto.

Compartir