fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

LXIII Legislatura, mediocridad pura


LXIII Legislatura, mediocridad pura

Por Andrés Vera Díaz

La actual LXIII Legislatura desde un inicio, por su conformación política, parecía que entablaría prospección con altura de miras y ha resultado ser, una mediocridad preocupante desde el punto de vista social.

Luego de 4 legislaturas con mayoría priista, se infería que la tónica tendría una conjunción con el discurso nacional de la Cuarta Transformación y el desmenuzamiento de viejas prácticas parlamentarias que se circunscribían en el maiceo, el chantaje político y la negociación entre corrientes partidistas. Sin embargo, a pesar de que “la oposición” lograra una mayoría en términos de representación, no ha querido asumir su rol natural, lógico y necesario.

Desde la operación para darle vuelta a las llamadas “herramientas legislativas” y desviarlas en pago de salarios y servicios profesionales, se dio cuenta que en realidad la principal aspiración era embolsarse a como diera lugar, un recurso que desde su creación -en tiempos de Ricardo Monreal-, era una forma de condicionamiento político al servicio de los intereses del poder Ejecutivo. Dicha práctica que fue eliminada como tal por Ley, solamente tuvo consecuencias por algunos meses, pero fue una de las primeras acciones de algunos diputados que se autodenominan “de izquierda” como Jesús Padilla (por cierto que de los más faltistas) y por Lolo Hernández.

Ahora que se ha exhibido el imponente número de sesiones canceladas (14), y aquellos “legisladores” que no acuden a las sesiones, dos iniciativas para tratar de minimizar el ausentismo se han presentado a manera de simulación, y es que la propia Ley Orgánica del Congreso establece las responsabilidades primarias de cada diputado y como Poder. No solamente la inasistencia recrudece la mediocridad parlamentaria, sino en su propia productividad. Una gran cantidad de puntos de acuerdo “llamadas a misa” no representan como tal trabajo legislativo, y es curioso, como defienden posturas mediáticas para presentarlas en el pleno cuándo ni siquiera forman parte del acervo laboral principal de la cámara.

El artículo 21 de la Ley Orgánica establece que su atribución será: Iniciar, expedir, derogar y abrogar leyes, decretos y acuerdos, en todas aquellas materias que no sean competencia exclusiva de la Federación, en términos del artículo 124 de la Constitución federal; y aunque se establece el término “acuerdo”, no es en sí, un activo legislativo. Legislativo: (que tiene la misión o la facultad de hacer leyes). Desde la propia concepción existe un error de forma y praxis.

El artículo 26 fracción VIII, señala que de las atribuciones de asuntos internos: De conformidad con el Reglamento General, aplicar las sanciones a los diputados ausentes y corregir las faltas y omisiones de los presentes.

Aunque la presidenta de la mesa directiva anunciara sin éxito que se descontarían días salariales a los faltistas, una trampa común es presentar un simple justificante de inasistencia o acudir a la sesión, pasar lista y retirarse como si nada pasara. Aquí encontramos casos evidentes como el de “Chema” González, que en días laborales, abusando del horario en términos contractuales de trabajadores de salud, se atreve cínicamente a realizar proselitismo para una aspirante caciquil a dirigir por quinta ocasión el Sindicato de Salud. Es decir, presenta justificante, no acude a la sesión, se larga a condicionar votos para un eslabón de corrupción e influyentismo y a pesar de todo, le pagan el salario correspondiente a ese día.

 

El artículo 29 de dicha Ley establece las obligaciones para los que fueron elegidos:

Artículo 29

Los diputados tienen las siguientes obligaciones:

1.- Asistir a las sesiones que celebre la Legislatura;

2.- Cumplir las encomiendas para las que sean designados, ya sea por el Pleno, la Comisión Permanente o el Presidente de la Mesa Directiva;

3.- Formar parte activa de las comisiones, asistir con puntualidad, integrar los expedientes y elaborar los dictámenes correspondientes;

4.- Los diputados de mayoría relativa deberán visitar su distrito y presentar informe anual por escrito a la Legislatura, de igual manera, deberán rendir un informe anual los diputados de representación proporcional;

5.- Rendir ante sus electores, al menos una vez al año, informe del desempeño de sus responsabilidades;

6.- Permanecer en el recinto oficial de la Legislatura durante el desarrollo de las sesiones. Queda prohibido a los diputados abandonar dicho recinto sin el permiso previo de la presidencia de la Mesa Directiva;

7.- Presentar programa de actividades de las comisiones que presida, así como informe de las acciones realizadas durante el periodo ordinario;

8.- Informar, cuando la Asamblea lo requiera, acerca del cumplimiento de sus obligaciones;

9.- Guardar reserva de aquella información que tenga el carácter de confidencial o reservada conforme a las leyes de la materia;

10.- No invocar o hacer uso de su condición de diputado en el ejercicio de la actividad mercantil, industrial o profesional;

11.- No desempeñar otro empleo, cargo o comisión de la Federación, del Estado, de los municipios o sus entidades, cuando se perciba sueldo o salario, excepción hecha de las labores de docencia, investigación científica y beneficencia;

12. – Abstenerse de intervenir en los asuntos en los que tengan algún interés personal o conflicto de intereses, de conformidad con la Ley General y demás disposiciones jurídicas aplicables;

13.- Presentar, al menos, dos iniciativas de ley, decreto o acuerdo, dentro de cada periodo ordinario de sesiones. Una de las dos iniciativas que presenten deberá referirse a la materia de la comisión que presiden o de cualquiera de las comisiones ordinarias a las que pertenecen.

Las adhesiones manifestadas posteriormente a la lectura de las iniciativas, no contará para estos efectos;

14.- Presentar su declaración de situación patrimonial, de conflicto de intereses y de constancia de declaración fiscal, de conformidad con la Ley General y demás disposiciones aplicables;

15.- Presentar la documentación comprobatoria y justificativa de los recursos que le sean asignados para el desarrollo de su trabajo, de acuerdo con la Ley General de Contabilidad Gubernamental y reglamentos, y

16.- Las demás que les señalen las leyes y disposiciones reglamentarias aplicables.

¿Cuántos han cumplido a cabalidad la Ley?, ¿Porqué se retiran de las sesiones con una simple justificación?, ¿Cuántos han presentado dos iniciativas por periodo ordinario y una en la materia correspondiente a la comisión o comisiones que fomen parte?.

El artículo 35 que habla de la disciplina parlamentaria indica que: Las sanciones disciplinarias que deberán aplicarse a los diputados por el incumplimiento de sus obligaciones, serán las siguientes:

1.- Apercibimiento;

2.- Amonestación privada;

3.- Amonestación pública;

4.- Descuento de la dieta;

5.- Remoción de las comisiones legislativas de las que forme parte y de los órganos en los que ostente la representación de la Legislatura, y Llamamiento al diputado suplente, en términos de lo señalado en la Constitución estatal.

La autoridad facultada para imponer las sanciones anteriores será la Mesa Directiva, de conformidad con el trámite que el Reglamento General establezca.

Ya surgen los rumores y propuestas para que se llame a los suplentes de los diputados más improductivos y faltistas. De no ser así, ¿alguien tendrá las agallas para solicitar se apruebe la revocación de mandato, que en pasadas legislaturas se han presentado iniciativas al respecto?. ¿Cómo es posible que quienes tienen la responsabilidad de hacer y modificar leyes, violenten su propia normatividad?. Ya es hora, de correrlos, nosotros los elegimos, nosotros los despedimos.

Compartir