fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Justicia para la educación


Justicia para la educación

Por Ricardo Arteaga Anaya

Pasaron más de seis años para que la reforma educativa de Enrique Peña Nieto fuera sustituida por una nueva reforma, la que ahora está por concluir fue aprobada en medio de un conflicto con el magisterio a nivel nacional, el ex Presidente no fue capaz de lograr un consenso con los maestros ni mucho menos convencer a la población de que dicha reforma tendría un impacto en la educación del país, a pesar de los millones destinados para la comunicación de dicha propuesta, la población rechazó y respaldo a los maestros en su resistencia contra dicho cambio a nuestra Carta Magna.

Mientras nuestros legisladores “discutían” y aprobaban la reforma en el congreso federal, miles de maestros se manifestaban a lo largo del país para mostrar su rechazo rotundo a las modificaciones que sufría el modelo educativo con el argumento de que la misma no tenía la intención de aportar y mejorar la calidad educativa, por el contrario se buscaba someter y controlar a la gran cantidad de maestros en el país.

Por una parte se buscaba someter a evaluación a quienes se encargan de impartir la educación, cuestión a la que no se oponían sino a la forma en que se realizaba la misma; otro cambio propuesto en aquel entonces buscaba (supeustamente) frenar la venta de plazas y que quiénes no fuesen egresados de alguna escuela normal o con el título de licenciado en educación no podría tener acceso a una plaza educativa, cuestión que no disminuyó la corrupción en nuestro sistema educativo.

Los maestros fueron víctimas de una estrategia de desprestigio cargándoles la culpa de la corrupción al interior de la secretaría, culpándolos del poco progreso educativo en el país pero nunca se les dotó de las herramientas para que pudieran siquiera brindar clases en espacios dignos, mucho menos para contar con materiales didácticos ni con los avances tecnológicos que aportaran al modelo educativo, miles de maestros a lo largo del territorio nacional recorren kilómetros que solamente ellos cruzan para impartir clases, miles de escuelas se encuentran en el abandono, el resultado fueron abusos y violencia contra el sector durante las manifestaciones.

Con la ahora reforma educativa recién aprobada en el Senado y en las Legislaturas Locales necesarias se busca justicia para la educación, para los maestros y por ende para los niños y jóvenes en nuestro país, se implementa un modelo educativo que busca que nuestros estudiantes obtengan una educación integral, en la que nuestros niños y jóvenes aprendan a vivir; se crea el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e innovación; es eliminado el Instituto Nacional para la Evaluación de la Eduación y la Ley del Servicio Profesional Docente y se crea el Sistema para la Carrera de las y los Maestros; se implementa la educación inclusiva con la que se busca que personas con discapacidad, capacidad, circunstancias y necesidades de aprendizaje tengan la oportunidad de una educación digna; la obligación de la educación se eleva hasta la educación superior y se convierte en intercultural, lo que significa que en las zonas donde existan comunidades indígenas se buscara el aprendizaje de sus usos y costumbres así como de su lengua para que así no desaparezcan las culturas mexicanas.

Es cuestión de tiempo para que la educación en nuestro país vuelva a ser un eje rector del progreso, de la armonía y por ende forjadora de hombres y mujeres libres cuyo reflejo sería una sociedad más justa y en paz.

Compartir