fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

El “huachicoleo” también ha existido en Zacatecas; Ojocaliente y Trancoso los municipios conflictivos


El “huachicoleo” también ha existido en Zacatecas; Ojocaliente y Trancoso los municipios conflictivos

Zacatecas, Zac.- En materia energética el sexenio de Enrique Peña Nieto será recordado por el crecimiento exponencial de la perforación de ductos para el robo de combustible: en cinco años de gobierno, ese fenómeno delictivo ha repuntado 790%, de acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La empresa productiva ha contabilizado un total de 28,736 tomas clandestinas en todo el país, entre 2013 y 2017, un promedio de 1 perforación cada 90 minutos.

En el mismo periodo del sexenio del panista Felipe Calderón, de 2007 a 2011, Pemex registró 3,230 tomas clandestinas, un promedio de 1 perforación cada 13 horas y media.

Y aunque en mayo pasado el gobierno federal anunció el inicio de un plan integral contra el robo de combustible en todo el país, las cifras que Pemex hace públicas mes con mes muestran que las acciones gubernamentales para contener el delito no han tenido un impacto positivo.

De hecho, 2017 terminó con la cifra récord de 10, 363 perforaciones ilegales en todo el país.

Guanajuato quedó como el estado con el mayor número de tomas clandestinas (1852), seguido de Puebla (1443), Tamaulipas (1100), Hidalgo (1064) y Veracruz (1012); estas cinco entidades concentraron el 62% de los casos.

El robo y las fugas de combustible representaron pérdidas de 25 mil millones de pesos en promedio, en los primeros cuatro años de la administración de Peña.

El mayor crecimiento entre 2013 y 2017 se registró en entidades como Guanajuato (1015%), Michoacán (1060%), Hidalgo (850%) y Puebla (584%).

Aunque los casos que más resaltan en esa medición son el de la Ciudad de México, pues el registró pasó de 1 toma clandestina en 2013 a 91 el año pasado, lo que significa un crecimiento del 9000%.

Y el de Morelos, que de un registro cero en 2013 pasó a 378 perforaciones para 2017.

En cambio decreció en estados como Durango (-68%), Coahuila (-48%) y Zacatecas, que pasó de 16 tomas clandestinas al inicio del sexenio a cero en 2017.

Aunque en Zacatecas el problema es menor, si se han registrado eventos de robo de combustibles como en 2013,  cuando policías federales detectaron ductos donde se extraía combustible de forma ilegal. En abril de ese año, na denuncia ciudadana alertó sobre la venta ilegal de combustible en el municipio de Ojocaliente, Zacatecas, por lo que personal de la división de Seguridad Regional desplegó un operativo de inspección en la zona.

La acción permitió ubicar un taller mecánico en la colonia Casa Blanca, el cual presuntamente era utilizado como expendio ilegal de gasolina, donde se decomisaron diversos bidones y fueron detenidos Andrés Díaz Leos, de 44 años; Anastacio Gaytán Macías, de 47, y Juan Manuel Román, de 26 años de edad.

Además, líneas de investigación realizadas por efectivos federales permitieron identificar a esos sujetos como los presuntos responsables de extraer hidrocarburo de una toma ubicada en el kilómetro 85+971 de la carretera federal Zacatecas-Aguascalientes.

En ese lugar fue ubicada una excavación de 1.20 metros de profundidad y dos metros cuadrados de superficie, conectada a un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Ese mismo año pero en marzo, se registró un incendio en ductos ubicados en el municipio de Trancoso, siniestro que se originó derivado del robo de combustible. El siniestro comenzó debido a una chispa que se originó cuando un grupo de delincuentes sustraían combustible del gasoducto, por ello se dieron a la fuga y dejaron abandonada la camioneta en la que robaban la gasolina.

En 2014, elementos del Ejército Mexicano detectaron una toma clandestina de combustible en la localidad Cerrito de la Cruz, municipio de Ojocaliente, donde aseguraron 22 vehículos y 383 bidones de diferentes capacidades.

En el mismo periodo, personal de Pemex Refinación detectó una toma clandestina en el poliducto Vista Alegre-Zacatecas, en las inmediaciones de la colonia Hidalgo, ubicada en el municipio de Luis Moya.

Agentes de la Policía Municipal, Policía Federal y personal de la Onceava Zona Militar del Ejército Mexicano habían detectado por lo menos nueve tomas clandestinas en los últimos tres meses del 2014., tras la incursión de grupos delincuenciales en esta zona ubicada a 54 kilómetros al sur de la capital zacatecana. En ese entonces, Pemex como medida preventiva, se procedió a suspender provisionalmente el bombeo en el sistema de transporte de hidrocarburos.

Para 2015, durante el mes de agosto el Ejército inhabilitó dos tomas clandestinas de hidrocarburo en los municipios de Trancoso y Guadalupe y se aseguraron siete mil 300 litros de combustibles. En el operativo se logró la detención de 15 personas y el aseguramiento de 17 unidades motoras, un lanzagranadas y dos granadas.

 

Compartir