fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

La obligación de informar del Estado


La obligación de informar del Estado

Alfredo Valadez Rodríguez  / Especial para PERIÓMETRO

El Estado tiene la obligación de informar. Constitucional, jurídica y administrativamente, es responsable de hacerlo. No puede eludir esa competencia. Menos aún en materia de seguridad pública y violencia social.

Quizá sus “asesores” y jefes de prensa no se lo han dicho, porque o no lo saben, o lo ignoran, o prefieren adular a su amo al extremo de hacerlo faltar en sus responsabilidades.

Algunos personeros y voceros del gobierno, incluso se han tomado la tarea se someter a consideración de las “Audiencias”, si éstas creen que el Gobierno ¿Debe o no debe informar? ¿Usted qué opina? Pregunta al aire el responsable del principal noticiero político de la Radiodifusora del Gobierno de Zacatecas, que además es empleado de TELEVISA-México.

Pero el Estado y los Poderes que los constituyen, no están para ser sometidos a un sondeo de opinión barato, impulsado por un beneficiario del erario público, a través de su puesto en SIZART.

Mucho daño le ha hecho al gobierno de Alejandro Tello Cristerna –y sobre todo a la sociedad de Zacatecas-, el ocultar esta información. Hay cientos y cientos de personas, miles de familias ya, agraviadas en Zacatecas, por la ola de inseguridad y violencia que cubre el territorio estatal.

Hijos e hijas desaparecidos. Esposos, hijos y madres ejecutadas. Personas secuestradas cuyos familiares pagaron los rescates a supuestos grupos del crimen organizado, que no volvieron a ver a sus seres queridos, nunca. Otros que localizaron en fosas clandestinas los restos quemados y mutilados de quienes llevaron su misma sangre. ¿Entonces qué? ¿Por qué se le permite a los voceros del régimen decidir, por algo que no debe siquiera sujetarse a cuestionamientos? El Estado está obligado a informar veraz y oportunamente.

Dar a conocer todo lo que ocurre, en los diversos espacios y conflictos sociales, sobre todo en los que  intervienen las fuerzas del orden público. No estamos en una anarquía (aunque muchas veces lo parezca), ni en una dictadura y menos en una monarquía. El régimen liberal democrático, electo en las urnas –vigente en Zacatecas y en México-, es el de un mandato constitucional, con división de poderes, atribuciones y también de obligaciones específicas.

Sin embargo el gobierno de Zacatecas, que encabeza el contador Alejandro Tello Cristerna desde hace más de dos años – quien prometió encabezar un gobierno transparente que no ocultaría nada, ningún suceso-, no solo ha ocultado la información a través de sus instancias de comunicación social y los medios que le son afines, por supuesto la programación que sesgadamente utiliza en los noticieros de SIZART (es decir usando recursos públicos), sino más grave aún: ésta administración le ha mentido reiteradamente a los zacatecanos.

Es un asunto gravísimo en el ámbito de la seguridad pública. Son los modos del PRI, hay que decirlo con todas sus letras. Por omisión o colusión, se ha preferido históricamente en el régimen priista estatal, ocultar los hechos. No informar. ¿Quién se beneficia con eso? La sociedad no.

Múltiples acontecimientos de violencia e inseguridad se acumulan ya, en menos de dos años en el régimen del contador Alejandro Tello Cristerna. Pero la mayor parte de sus sucesos se han ocultado o tergiversado “para no dañar la imagen de Zacatecas”, para que no se caiga el turismo, como si en Zacatecas no importara la población en general, sino solo los intereses del mismo grupo de hoteleros que creen dueños del patrimonio arquitectónico de la capital del estado.

Gobiernos han llegado y se han ido, pensando primero y antes que nada en el turismo. Pensando en los extranjeros y visitantes de otros puntos del país… queriéndonos pintar una cara bonita para mostrarles, aunque en el interior el Estado se encuentra en ruinas, a merced del crimen organizado y desorganizado.

Su equipo de información oficial (QUE NO PERIODISMO), su cuerpo de asesores en la materia, todos provienen de sexenios pasados, fracasados en la materia de comunicación social… pero el contador Alejandro Tello Cristerna eso no lo ve. ¿Será porque conformó en ésta y otras áreas, un gobierno de cuates? Sin importar su perfil.

No tienen una sólida preparación académica. Tienen un enfoque obtuso. Cerrado. Anacrónico. Convencieron al gobernador de crear una “Vocería” de información adscrita supuestamente a la Secretaría de Seguridad Pública, donde lo último que se hace es informar.

Independientemente de quién la encabece, sólo es un área para “filtrar”, literalmente, todos los acontecimientos de seguridad pública. Dar a conocer y difundir sólo algunos de los logros de las corporaciones de seguridad pública locales, como lo son la recuperación de automotores robados, decomisos de drogas a pequeños narcomenudistas y la detención de personas que alteran el orden público.

Pero nada se informa sobre los sucesos graves, enfrentamientos armados, ejecuciones de personas a lo largo y ancho del estado; tampoco se dan a conocer los altos índices de extorsión y secuestros en la entidad. Casas y negocios baleados, personas y empresas amagadas constantemente, asolados por supuestos criminales. Cobros de “cuota” o “plaza”, negocios cerrados, comercios sin prosperar… esa es la dolorosa realidad que el Gobierno de Zacatecas oculta.

No se toma en cuenta la opinión de expertos y conocedores del combate a la delincuencia y la criminalidad, que los hay y calificados, dentro del propio gobierno. Pero no se les escucha. En cambio la política y agenda gubernamental se dicta en gran parte desde uno de los micrófonos del SIZART.

Lo que es peor, se le da voz en algunos medios y el propio gobierno, al gerente de la iglesia católica en Zacatecas, que cobra como obispo, para que diga qué sí y que no en materia de seguridad. Al fin y al cabo, también él compró el discurso con el que el Gobierno elude su responsabilidad, al advertir que “la solución somos todos”. Pues sí, pero primero está el Estado. Si no ¿Para qué los tenemos ahí, administrando la riqueza de todos? Los que saben dicen que el tal Cristo, en su evangelio, veía por el bien de los pobres. Pero Zacatecas tiene un obispo que ve por los ricos y poderosos.

En estas cuentas, la semana pasada ocurrió en la entidad un nuevo hecho de violencia, muy  grave, del que nada se ha querido informar, en términos oficiales. Ningún comunicado, boletín ni postura oficial –con las reservas de ley que ordena el nuevo sistema de justicia penal acusatorio-, fueron emitidos hasta éste martes 8 de enero, sobre el operativo desplegados en la comunidad de Plateros, municipio de Fresnillo, el pasado viernes 4 de enero.

Extraoficialmente se informó que fue liberado un hombre que estaba secuestrado, que había ahí un narcolaboratorio de la droga conocida como “cristal”, además de una cantidad importante de mariguana, y se detuvo a seis personas, entre ellas el supuesto líder de esa célula criminal, alias “El Chompi”. Otros pistoleros lograron escapar. Pero de los detenidos, se aseguró que uno era policía municipal de Fresnillo, y dos más ex policías estatales de Chihuahua.

Así están las cosas. Decenas de policías adscritos a la PEP, Metropol, Ministerial y soldados del Ejército Mexicano dieron la cara ese día, arriesgaron sus vidas, para enfrentar y desarticular a esa banda criminal en Plateros. Pero su esfuerzo se vio opacado y frustrado en parte, cuando por cálculo político, el gobierno de Alejandro Tello Cristerna decidió que no se informara nada. Nada.

Peor aún, el desánimo de los integrantes de las corporaciones creció, al enterarse que el jefe de esa banda “El Chompi”, ya había sido detenido en cuatro ocasiones anteriores. Los policías y soldados son seres humanos como cualquiera, tienen a sus familias y seres queridos esperándolos en casa. Y cada día que salen a arriesgar sus vidas para cumplir con su deber, lo que más les indigna es que los maleantes que ya habían detenido, sigan en la calle.

Paradójicamente, al arrancar esta semana fue TELEVISA-México, en el noticiero editorial de Carlos Loret de Mola, quien le pegó un duro golpe al régimen de Alejandro Tello Cristerna, con un reportaje amplio difundido en cadena nacional, sobre la grave situación de inseguridad que se vive en Zacatecas. Aquí la liga para verlo:  https://www.facebook.com/105624182802445/posts/2460929730605200/

Algunos afirman que ese reportaje fue porque el gobernador no ha pagado el convenio que quiere esa televisora. La pregunta es si Alejandro Tello Cristerna y sus brillantes asesores ordenaran colocar ahora un anuncio espectacular, con la fotografía del representante de TELEVISA y la leyenda “Sr. Representante: El Gobierno de Zacatecas no puede pagarle a su empresa los millones (que quiere)”.  Así como lo hicieron con una presentadora de TV Azteca, en julio de 2018, y ante lo cual el propio gobernador declaró incendiario en los micrófonos de SIZART: “GOLPE QUE ME DEN… GOLPE QUE VOY A RESPONDER”. (FIN)

Compartir