fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Tello y su error de noviembre


Tello y su error de noviembre

Por Andrés Vera Díaz

Sin perfil adecuado, con un pasado relacionado a desvíos de recursos públicos, el incremento de la deuda municipal, más una defensa a ultranza de su padrino Miguel Alonso, Carlos Peña fue nombrado el nuevo director del Instituto Zacatecano de Educación para Adultos.

A pesar que el propio Gobernador Tello había afirmado 4 días después de la elección que su administración no era agencia de colocación, los hechos han hablado en contra.

Primero, un Benjamín Medrano, exalcalde de Fresnillo protagonista de escándalos durante su mandato como la camioneta blindada, la presunción de una vida llena de lujos y un desastre financiero; cuya desesperación lo llevó a dividir al priismo de El Mineral, más una gris participación en la Cámara de Diputados, fue nombrado el nuevo coordinador de la Feria Nacional de Zacatecas.

Ahora, un alonsista de nueva cuenta se cuela en un puesto de mediana a baja importancia sin la complacencia de Gema Mercado, exento de un perfil específico ni definido como quiso demostrarlo el boletín de prensa oficial.

Peña, que durante todo la LXII Legislatura fue el defensor de oficio de uno de los gobernantes más corruptos y siniestros en la historia de Zacatecas, ahora, a pesar de perder de forma aplastante la diputación federal en su propio terruño, es premiado para que siga en la palestra política. ¿Premiado por qué o para qué?. “Los mismos de siempre”, fueron las reacciones más suaves de la ciudadanía en las diferentes publicaciones de los medios sobre la noticia.

Tello lo dijo 4 días después de la elección “El gobierno no es agencia de colocación,  ojalá que los candidatos que no ganaron entiendan que el gobierno no es una agencia de colocación; hay algunos que yo podré sumar, hay algunos que los podrán sumar las presidencias municipales, otros el partido, otros la iniciativa privada”.

Aunque el mensaje en ese momento era más conducido a rebajar los ánimos sociales y la crispación del propio partido porque el “uno” no metió las manos ayudando a los de su especie, el … “hay algunos que yo podré sumar” dejó algunas esperanzas entre los perdedores. Sobre todo en aquellas, que ni oportunidad de participar en el proceso tuvieron y se vieron involucradas en la desesperación manifiesta por obtener un poco de dinero a posteriori.

Con este nombramiento, Tello deja más que claro que no tiene el poder político de su administración, sigue chantajeado por grupos al interior del partido y aunque pareciera que pretende la formación de cuadros, nunca los tendrá realmente. Lo “respetan” por ser el Gobernador, nada más. Y aunque en semanas pasadas afirmara que los cambios fuertes venían en su administración a manera de refrescar la imagen y acciones del gobierno, la realidad es que ha encontrado la manera de cavar más hondo el agujero donde se halla la credibilidad de su quinquenio; un mandato amorfo e improvisado, sin estrategia estadista ni proyección política.

Bueno, no cabe duda que a Tello nunca le interesó ser gobernador, es un contador “buena onda” que le fue encargada una encomienda y a pesar de que se pretenda manifestar una pelea con su antecesor, la realidad es que no existe tal. ¿Quién manda en Zacatecas?.

Compartir