fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Prender el cerro y culpar a los bomberos


Prender el cerro y culpar a los bomberos

Por Ricardo Arteaga

La riqueza económica de México se ha mantenido siempre con un fin al que solamente algunos logran acceder, la famosa frase de “eres pobre porque quieres” demuestra que se ha implantado un pensamiento neoliberal en el que solamente los que se esfuerzan, los que madrugan, los que invierten, son los que logran un crecimiento económico y personal, olvidamos que el sistema ha sido diseñado para mantener la pobreza siempre por el promedio, como prueba de ello tenemos los resultados que continuamente arrojan casi las mismas cifras en cuanto a los índices de pobreza en el país, se mantienen incluso cuando se destinan millones a programas sociales para el combate a la pobreza.

La falta de políticas públicas que realmente tengan como objeto el reparto justo de las riquezas, la justicia y la igualdad, arroja como resultado un país en el que existen noventa y seis millones de pobres mientras 39 mexicanos acumulan diez mil millones de pesos, la desigualdad en su máxima expresión. El poder adquisitivo por persona ha disminuido durante el gobierno de Peña Nieto, prueba irrefutable de que las políticas públicas, las reformas implementadas nunca tuvieron como objetivo principal el bienestar de la mayoría de los mexicanos.

De igual forma, sorprende la nota periodística de un medio nacional en el que resaltan que un mexicano necesitaría ahorrar dos mil años para lograr los ingresos o la riqueza que acumuló Enrique Peña Nieto en tan solo seis años, información que debería causar escozor y tristeza, ningún representante popular debería tener la capacidad de lograr tal riqueza si se le fija por ley un salario justo y honorable, no como actualmente perciben bonos y grandes bolsas de recurso que ni siquiera son transparentados, ojalá en Zacatecas eliminen la partida destinada para bonos de funcionarios.

El sistema económico, social y democrático requiere de un cambio radical, nuestro país no soportaría muchos años más bajo el mismo esquema sin que un movimiento civil detonara para cambiarlo por la fuerza, justo como ha sucedido en diversas ocasiones en la historia de nuestro país. Lograr la transformación del mismo no será una tarea fácil, la resistencia a perder dichos beneficios será fuerte, hay quienes incluso ya buscan desprestigiar un proyecto nacional culpando a alguien que ni siquiera ha rendido protesta como presidente por los aumentos de los energéticos en días pasados, argumentando que son los legisladores de dicho proyecto quienes tenían la obligación de hacerlo, olvidan que los propios tampoco lo hicieron, y es que, ¿cuál sería el impacto de hacerlo? se perderían millones de pesos que debería destinar el gobierno mexicano para sostener un precio bajo de los mismos, mismo recurso que podría ser destinado a políticas públicas que impacten en la sociedad, sin embargo, debemos señalar que aplicar una medida de tal magnitud cuando ya se aprobaron reformas y fueron celebrados acuerdos internacionales para poder aplicarlas, tendría no solamente un impacto económico para el país, sino también un impacto político con organismos internacionales, así como con otros países. Poco falta para que comiencen a culpar también a Andrés Manuel por la cantidad de pobres que le dejan en el país. Quienes van de salida pretenden encender el fuego en un cerro y salir huyendo para culpar a quienes vienen a apagarlo.

Cambiar la situación del país llevará años, han sido más de 90 años bajo un sistema en el que la corrupción desmedida, el influyentismo, la injusticia, la desigualdad y la impunidad han sido la bandera del mismo, combatirlos al mismo tiempo y vencerlos será una tarea que llevará tiempo, pero ello no significa que no vayamos a lograrlo.

Compartir