fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

“Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”


“Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”

Por Norma Galarza

Sin duda practicarse un aborto debe ser la decisión más difícil que una mujer puede tomar, pero es un problema que existe, y cerrando los ojos no desaparece. En días recientes Argentina saltó a las calles con las consignas que intitulan este artículo, para pedir a las y los Congresistas aprobaran la legalización del aborto. Su lucha tuvo éxito y el pasado 14 de junio  con 129 votos a favor y 125 en contra,  se dio luz verde  al aborto legal, seguro y  gratuito en su territorio.

Para lograrlo se derogaron los artículos del 85 al 88 del Código Penal vigente desde 1922 en aquel país. La despenalización del aborto no es un tema nuevo en el mundo, ya que  es legal sin restricciones en 52 países a los que se suman Islandia y hace días el mencionado país suramericano.

Sin duda, en pleno siglo XXII el debate no debería centrarse en si se legaliza o no, sino en una política social de prevención que evite a toda costa que una mujer deba practicarse uno.

Pero no sucede. El aborto, es una realidad y nos guste o no, es una cuestión de salud pública, ya que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 25 millones de mujeres interrumpen sus embarazos de forma clandestina en el mundo. 13 por ciento de ellas mueren y las que sobreviven son criminalizadas y en algunos casos encarceladas.

Con esas estadísticas es obvio que el punto a estas alturas no es manifestarnos en contra o a favor, porque con o sin nuestra venia, el aborto es una práctica común alrededor del mundo. Lo que sí urge es una legislación que lo regule y además que lo prevenga y así evitar muertes.

Aborto en México

En México es legal en la Ciudad de México y penalizado en estados como Guanajuato, Guerrero y Querétaro. En el caso de la Ciudad de México aplica con restricciones especiales como ser menor de 18 años (en caso de serlo la persona, deberá ser acompañada de un adulto). Como en la mayoría de los países del orbe, es permitido hasta la doceava semana de gestación. En los demás estados es permitido por algunas excepciones como violación, riesgo de vida para la mujer y malformaciones del feto.

El aborto en la República además tiene una particularidad; es clasista, manda a la tumba a las mujeres pobres y exculpa a las mujeres que tienen dinero para practicarse uno en condiciones salubres. De ahí que varias voces pugnan por que el aborto se incluya en los sistemas de salud pública. Sin embargo no es un tema que ocupe las agendas políticas porque nuestros representantes no se atreven siquiera  a mencionarlo entre sus propuestas porque saben que les restaría votos en su próxima postulación.

URSS primer país que aprobó su existencia en el mundo

El primer país que legalizó la interrupción legal del embarazo fue la  entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), en 1920. Lenin, el líder de la Revolución Rusa llegó a declarar que el acceso al aborto era un “derecho democrático básico de todas las ciudadanas”. Dicha ley posteriormente fue derogada por el dictador José Stalin en 1936, por razones de fomento a la natalidad; actualmente el aborto es legal en Rusia.

En América,  Cuba, sentó las bases progresistas al implementar en su legislación la despenalización del aborto dentro de los primeros 3 meses de gestación en 1965. Posteriormente Estados Unidos en 1973, luego Canadá en 1988. En contraparte y curiosamente los países con niveles de vida más precarios tienen mayor resistencia a la legislación a favor del aborto. No es casualidad que en Haití, República Dominicana, Honduras, Nicaragua, El Salvador, San Marino, Surinam, Malta, regiones con los más altos índices de marginalidad el aborto sea ilegal sin importar si fue producto de una violación o cualquier otro factor.

Educación reproductiva y fácil acceso a métodos de anticoncepción, el camino.

En México de acuerdo a un estudio realizado por la CONAPO, El Colegio de México y el Instituto Guttmacher se realizaron alrededor de 875 mil abortos clandestinos en el país en de 1990 al 2006. De ese número el 95 por ciento se realizaron en condiciones inseguras. En la actualidad se estima que se practican poco más de un millón de abortos al año, un gran número son clandestinos pese a su legitimidad en en la CDMX debido a que la mitad de los embarazos que se dan en el territorio nacional, no son planeados.

Sin duda una política integral en ese sentido tendría que ser la educación eficiente en salud sexual y reproductiva tanto para hombres como mujeres para evitar embarazos no deseados, además de poner especial énfasis entre la población más proclive como son las y los adolescentes. Es evidente que falta mucho por hacer, pero es urgente que se empiece a actuar. Por último debemos estar conscientes de que ese es un tema que habrá que analizarse con precisión.  Ante la realidad que vivimos, pienso que ninguna mujer debería abortar y arriesgarse a morir en el proceso, pero tampoco ningún niño debería nacer en condiciones precarias, donde además del rechazo se enfrentará a todo tipo de carencias.

Compartir