Zacatecas y sus noticias reales

.

Corrupción: el enemigo a vencer


Corrupción: el enemigo a vencer

Por Ricardo Arteaga

Como nación, hemos atravesado una crisis económica, política y social desde hace algunas décadas sin poder siquiera dar alguna señal de abandonarla para ser un país encaminado hacia el progreso. La pobreza ha tenido variaciones en cuanto al porcentaje de personas viviendo en situación de pobreza, sin embargo, nunca ha disminuido en un porcentaje que pueda considerarse importante para la economía del país, pareciera que se ha ido administrando la misma según los intereses de quienes encabezan el ejecutivo de la nación.

Estudios arrojan datos terribles en cuanto a la pobreza y a las personas que viven en dicha condición, poco más de veinte millones de niños y jóvenes viven en tal situación, más del 50% de la población total la padecen y peor aún, la probabilidad de mejorar su situación y abandonar para siempre tal condición es nula.

Esto se debe a las políticas públicas que se han venido implementando para combatirla, o no hemos logrado ir hasta la raíz del problema o no se ha tenido el interés de hacerlo, además la inseguridad en la que estamos sumidos evita que empresarios decidan invertir en nuestro país o que los mismos mexicanos se vean en la necesidad de cerrar sus comercios por el descarado cobro de piso por parte del crimen organizado sin que el gobierno pueda brindarnos la seguridad de que esta situación terminará, la impunidad está acabando con la economía y con los mexicanos.

Todo este problema tiene un origen, la corrupción comenzó por ser una práctica que los de arriba realizaban con tal de beneficiar a algunos amigos, familiares e incluso a si mismos, terminó por infectar a toda nuestra estructura burocrática, desde un presidente de la república hasta un empleado de menor rango en la administración municipal, pasando por empresarios, comerciantes y hasta cualquier ciudadano que con tal de evitar trámites burocráticos para pagar una multa incurren en las famosas mordidas; actualmente se pierden miles de millones de pesos en el ejercicio de la corrupción, recurso que pudiese ser destinado para un buen funcionamiento de nuestras instituciones.

El enemigo a vencer no es entonces un partido político o un personaje en sí, sino a la corrupción y todo lo que la misma engloba, mientras no se de un combate frontal y directo contra esta práctica, la pobreza no disminuirá, no habrá oportunidad de generar empleos, la política continuará siendo la práctica de algunos cuantos para enriquecerse y beneficiarse, la impunidad continuará beneficiando a los delincuentes y la injusticia permanecerá presente en la vida de los mexicanos.

La lucha que encabeza López Obrador y que respaldan millones de mexicanos es contra la corrupción, el principal enemigo de México y de los mexicanos.

Compartir