Zacatecas y sus noticias reales

.

Odebrecht – impunidad a la mexicana


Odebrecht – impunidad a la mexicana

Por Ricardo Arteaga

El caso de la empresa brasileña ha alcanzado a una gran cantidad de Presidentes y funcionarios de diversos países latinoamericanos en los que la justicia no se ha convertido en una utopía, en donde las instituciones encargadas de impartirla realizan su trabajo sin importar el poder o peso político de la persona involucrada. El último involucrado con la empresa y la corrupción que la rodea, es el presidente de Perú, quien apenas había llegado al poder hace 20 meses y al verse involucrado presentó su renuncia para poder ser investigado y de resultar culpable de haber aceptado negocios con dicha empresa será sentenciado por las leyes de aquel país.

Lo que llama la atención no es si resultará culpable o no, lo hace el hecho de haber presentado su solicitud para separarse del cargo tan importante que ostenta para entrarle de frente al proceso,  habla de un representante que prefiere recuperar su dignidad que perderla haciendo uso de las herramientas que el poder del cargo brinda para resultar impune y odiado por los ciudadanos, al puro estilo de la impunidad mexicana. Mientras ello sucede en el país latinoamericano, en México se optó por hacerse de la vista gorda, no se ha iniciado siquiera un proceso de investigación para indagar si el presidente Peña Nieto y el ex presidente Calderón se involucraron en la corrupción que persigue a la empresa para beneficiarse económicamente de los contratos que se le brindaron, en nuestro país la justicia es a modo, las instituciones están al servicio del estado y de los corruptos para evitar se les toque ni con el pétalo de una rosa a pesar de estar manchados hasta las manos.

En pleno proceso electoral algunos candidatos han lanzado acusaciones en contra del actual mandatario federal, prometen que lo perseguirán y lo llevarán a la cárcel por los diversos actos de corrupción y por la impunidad que ha permitido entre los diversos funcionarios y mandatarios estatales, sin embargo, no han logrado la conexión que esperaban con el electorado; los mexicanos no quieren venganza política de aquellos que están siendo acusados por las instituciones mexicanas por ser corruptos.

El sistema de justicia mexicano se ha visto rebasado por la corrupción que ha caracterizado a la clase política que durante años ha ostentado el poder en el país. La falta de una verdadera independencia de dichas independencias con el ejecutivo y legislativo evitara que el país cambie de rumbo y que la justicia deje de ser utopía, cambiar al sistema político y a la clase política permitirá las reformas necesarias a nuestra Carta Magna para brindarle autonomía y libertad a quienes deben aplicar la justicia a quien sea que cometa actos de corrupción.

Los mexicanos queremos y exigimos un cambio de fondo, sin promesas electoreras, eliminar el fuero, cambiar nuestro sistema de justicia, democrático, económico, político y educativo es la única vía para lograr la transformación del país, es la única vía para que la justicia sea una realidad.

Compartir