Zacatecas y sus noticias reales

.

Enojo social, el tigre que crearon


Enojo social, el tigre que crearon

Por Ricardo Arteaga

Quienes nos han representado desde hace ya bastantes años  han logrado un sentimiento entre la población de disgusto, inconformidad y molestia por las acciones que han implementado y que han empeorado nuestra situación, la pobreza se encuentra en sus máximos niveles en años, la inseguridad ha alcanzado a todos los sectores de la sociedad, ya no está reservada para quienes tienen dinero o se dedican a actividades ilegales, ahora el secuestro, el homicidio y demás delitos alcanzan hasta a aquel que vive en una situación de pobreza extrema.

La gran cantidad de casos de corrupción de políticos de todos los partidos que han brotado, permitieron a la sociedad entender que han sido gobernados por personas que son capaces de hacer cualquier cosa, hasta inyectar agua en lugar de tratamiento médico, para enriquecerse y beneficiar a sus allegados a costa del pueblo; los casos de represión y agresión hacia ciudadanos por parte de aquellos que legalmente están facultados y obligados a lograr la paz social y la seguridad de los mismos han llevado a la sociedad a desconfiar completamente de los mismos, la irrupción del crimen organizado en dichas instituciones las han pervertido y corrompido a tal grado de que es necesario replantear su estructura para devolverles la funcionalidad; la lista es larga pero todo ello ha fomentado un enojo social entre los mexicanos, mismo que se ha visto reflejado en movimientos armados sociales, el surgimiento de autodefensas en diversos estados para combatir al crimen organizado por la falta de acción por parte de los gobiernos estatales y nacional son un ejemplo de que el enojo social que señalamos debe verse reflejado o canalizado de alguna manera.

Desde el 2006, Andrés Manuel López Obrador ha logrado canalizar esa ira social generada por las acciones de pésimos gobernantes,  en un movimiento pacífico y organizado que se ha mantenido en una constante lucha hasta la actualidad para lograr un cambio por la vía democrática y evitar que los ciudadanos elijan la vía armada como lo han hecho quienes han logrado cambios en el país mediante movimientos armados.

Cuando se logró el fraude electoral para imponer a Felipe Calderón, la euforia fue generalizada, alguien debía evitar que los ciudadanos estallaran en un movimiento que terminaría siendo, en el peor de los casos, armado. Obrador sostuvo ese enojo social y lo plasmó en un plantón que duraría meses, tranquilizando al pueblo mexicano mientras se organizaba un movimiento político para darle seguimiento a las exigencias de los ciudadanos y sobre todo brindarles representación. En la actualidad ese enojo ha aumentado con los golpes que hemos recibido los mexicanos, el descontento se verá reflejado en las urnas el próximo primero de julio, empero, quienes se aferran a los beneficios, a la corrupción y a la impunidad que la misma les brinda, amenazan con un nuevo fraude electoral, preparan lo que ellos llaman maquinaria electoral para la compra del voto, para intimidar a los ciudadanos para que no salgan a votar, entre otras acciones que implementan elección tras elección; los intereses que se juegan son mayores, no pueden darse el lujo de perder las elecciones, utilizar las instituciones para destruir oponentes es muestra de que son capaces de hacer cualquier cosa para mantenerse en el poder.

Ante ello, AMLO, ha enviado un mensaje que algunos han desvirtuado, aseguró que de presentarse un nuevo fraude electoral se retirará a su rancho y que amarre al tigre el que lo soltó, avisándole a quienes ha denominado la mafia del poder que el ya no evitará que los ciudadanos expresen ese enojo social como ellos quieran.

 

Compartir