Zacatecas y sus noticias reales

.

A la víbora de la mar


A la víbora de la mar

Por Andrés Vera Díaz

En el PRD las cosas siguen disfuncionales, la permanencia de Arturo Ortíz Méndez es la principal causa y aunque la gran mayoría de consejeros y militantes pugnan por su salida, fortuitamente se mantiene en la Presidencia.

Consejos electivos en otras entidades retrasaron la asamblea en Zacatecas para decirle adiós a quien por más de dos décadas, su único logro político ha sido llegar a “dirigir” el partido, con resultados desastrosos en las votaciones y la representatividad como tal, pero su futuro depende de un hilo.

Su aceptación a la salida ha sido chantajeada con exigir la diputación local plurinominal en la primera posición, “denme una salida digna” pero le dijeron, “no es para tanto, si quieres te damos la tres, un presidente digno, tiene salida digna”, No aceptó. La posición tres es riesgosa, probablemente el PRD sólo meta a un legislador bajo esa vía, y ya está asegurada por Miguel Torres.

La costumbre de vivir sin hacer nada más que grilla barata, desde la UAZ, ha propiciado una estructura mental de perfil mediocre, sin proyecto,  “a ver que sale, a ver qué negocio”. Eso no tiene ideología ni principios partidistas. Lástima, dejó ir una oportunidad soberbia, pero no se le puede pedir peras al nopal.

Aunque Torres y Flores, han tenido desavenencias importantes, tratan de no proyectarlas en la opinión pública, pactando cuando debe hacerse para conveniencia gremial, y en lo que están de acuerdo, es que tras negociar la uno para el villanovense, y la posición dos para gente del excandidato a Gobernador, más alcaldías y regidurías, ahora, aunque haya un proceso jurídico para echar abajo el consejo electivo, la siguiente fase es tumbar a Ortíz, que solo cuenta con el apoyo de Camerinos, cuyo empoderamiento nacional ha dado pie a la permanencia de Ortíz, pero a costa de nada, de nada en Zacatecas. Es un peón en la mesa de negociación en otras entidades.

Prácticamente cada uno lucha con lo que tiene. Miguel Torres, a quien se le reprocha la adhesión de cuadros de poca reputación social, no le daría el respaldo a Iván de Santiago en Villanueva, aunque la táctica de ir también de mayoría, le permitiría abonar a la votación para colocar en la LXIII Legislatura a su hijo, que sería el heredero a la Corona, pues todo indica ya tiene en la bolsa la posición tres. Algo que sin duda, le permitiría a Torres tener su propia fracción en el Congreso y “a grillar” se ha dicho.

La próxima semana se tiene planeada la asamblea para cantarle las Golondrinas a Ortiz, cuya desesperación se ha vuelto tan evidente, que pacta con el mismo diablo, un tal Narro, cuyos dirigentes pretenden con retórica lastimera, hacer creer que no tienen injerencia en el PRD, a pesar de que rentan sus “porros” carga banderas en eventos de AMLO, pero van ir revientan las sesiones perredistas (hasta con la misma ropa).

Los cotos de poder van y vienen, las formas siguen siendo las mismas. Al tiempo veremos, quien podrá recomponer el podrido ambiente al interior de un partido, que alguna vez fue un instituto con ideales sociales. Por lo pronto, “A la víbora, víbora,  de la mar, de la mar por aquí pueden pasar. Los de adelante corren mucho, y los de atrás se quedarán tras, tras, tras”.

Compartir