fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Jóvenes, delincuencia y mala estrategia


Jóvenes, delincuencia y mala estrategia

Por Ricardo Arteaga

Resultan impactantes las notas de los diversos medios de comunicación en las que resaltan la inseguridad en la que continuamos sumidos y la relación de los hechos delictivos con jóvenes menores de edad, tan solo en el 2017 se abrieron 519 carpetas de investigación en las que el probable responsable era un menor de edad, entre los delitos más cometidos por los jóvenes menores a 18 años se encuentra el robo (147 asuntos), lesiones(120 asuntos), daños en las cosas (51 asuntos) y homicidio con 8 carpetas de investigación, a nivel nacional aumentan las cifras, eso es tan solo entre los que son menores de edad, la organización mundial de la salud define como joven a toda persona de entre los 15 y 29 años de edad, habría que solicitar a las autoridades el informe de delitos cometidos entre jóvenes del rango de edad mencionado.

No podemos hacernos de la vista gorda ante dicha situación, desde hace algunos años hemos sido testigos del aumento en la participación de jóvenes en el crimen organizado, no resulta difícil comprender por qué esta sucediendo esto cuando estudios arrojan los índices del desempleo, pobreza y desigualdad. La falta de oportunidades para toda la sociedad, tanto en el país como en Zacatecas, orilla a toda persona a buscar el camino fácil para proporcionar alimentos a su familia y paralelamente los jóvenes abandonan sus estudios por diversas razones, entre las principales encontramos el embarazo a temprana edad y la necesidad de laborar para mantener a su nueva familia y al mismo tiempo la necesidad de aportar ingresos a su hogar.

La falta de estrategia para disminuir esta delicada situación ha provocado el aumento de la misma y el aumento en la violencia en el país, hace falta que nuestros representantes comprendan el problema de fondo, la propuesta de proporcionar becas por parte del Instituto de la Juventud es una estrategia acertada para evitar que nuestros estudiantes abandonen sus estudios y puedan prepararse para aportar lo aprendido a sus familias y a nuestra sociedad, empero, resulta insuficiente si de la mano no se fomenta la creación de empleos bien remunerados y la inversión de la propiedad privada que en un futuro pueda requerir la mano de obra y el conocimiento de los jóvenes que vayan graduándose generación tras generación, de lo contrario las becas resultarán en recurso desperdiciado, pues al graduarse la falta de empleo volverá a orillarlos a realizar cualquier cosa para vivir.

Si queremos evitar que quienes representan el futuro del país continúen involucrados en la comisión de delitos y deserción escolar, debemos atacar el problema de fondo, disminuir los índices de pobreza, desempleo y de injusticias que día con día aumentan debido a las pésimas decisiones de nuestros gobernantes que le apuestan más a acciones que sean mediáticas y que busquen tapar el sol con un dedo hasta que dejen el cargo.

Compartir