Zacatecas y sus noticias reales

.

Que no nos sorprenda la inseguridad, si…


Que no nos sorprenda la inseguridad, si…

Por Ricardo Arteaga

En un país en el que encontramos en mejores condiciones un bar que una escuela, no se puede esperar contar con mayores índices en felicidad, bienestar y paz entre la población que en los de inseguridad, pobreza y miseria. México es uno de esos países en los que podemos encontrar más bares que escuelas y que lugares en los que la niñez, juventud y población en general puedan desarrollar actividades que fomenten la inclusión social, el deporte y un desarrollo sano para los mismos, como consecuencia somos un país que cuenta con casi un 50% de la población en situación de pobreza y en el que la violencia aumenta día con día.

Zacatecas, sin duda, es un estado que ha aportado su granito de arena para que el país pueda encontrarse en la situación actual, el sorprendente dato de que por cada escuela existen seis bares se vuelve alarmante en una época en la que la delincuencia priva de la vida a jóvenes dentro de dichos bares, sin escuelas se vuelve aún más complicada la intención de alejarlos de los vicios y de los peligros que hoy representa la inseguridad.

El aumento, sin freno, de bares en la zona metropolitana es síntoma de la nula aplicación de políticas públicas para disminuir y erradicar la delincuencia. Al parecer los funcionarios, regidores y presidentes municipales, durante diversos trienios, no han considerado que la derrama económica de recurso que dichos  permisos de alcohol dejan al municipio pudiera destinado en la aplicación de dicho recurso en políticas públicas que realmente buscaran alejar a los jóvenes de dichos vicios y los acercarán o les brindaran mayores oportunidades a otras generaciones para realizar sus estudios.

Si bien la educación es tarea que corresponde a la Nación y al Estado, los municipios también deberían aportar a la misma, el recorte al presupuesto que se  ha venido realizando año con año desde hace algunos sexenios es una clara evidencia del interés por acabar con la educación pública, así al paso de unos años más la misma se encontrará en una crisis de la que, casualmente, podrá salvarse únicamente con el capital de empresas privadas, dejando de ser un derecho y convirtiendo a la educación en un lujo que solamente podrán permitirse los que cuenten con el dinero para así pagarlo.

Pensar más allá de acciones mediáticas que tendrán una resonancia temporal o de corto plazo, en lugar de crear y aplicar estrategias que a largo plazo puedan mejorar la calidad de vida de los ciudadanos es una urgencia para los Zacatecanos, no podemos continuar permitiendo el crecimiento desmedido de bares sin destinar el recurso obtenido por los mismos a políticas públicas que realmente proporcionen un beneficio a las personas que viven dentro de la delimitación territorial de los municipios, si dichas licencias de alcohol han sido obtenidas de forma ilícita, entonces nos encontramos con otro cáncer que también hay que cortar de raíz…

La existencia, de lugares de recreación e incluso diversión, son importantes para un desarrollo y convivencia sanos entre los ciudadanos, pero que no nos sorprenda la inseguridad si nuestros diputados se han dedicado mayor parte de su encargo repartiendo dádivas y defendiendo las ganancias de los bares que se pierden por los días en los que la ley seca da preferencia a la participación ciudadana.

Compartir