fbpx

Zacatecas y sus noticias reales

.

El pacto Ortiz – Narro, un averno amarillo


El pacto Ortiz – Narro, un averno amarillo

Por Andrés Vera Díaz

La crisis en el PRD es intencional, no es una circunstancia típica de los procesos electorales, las ansias de poder promueven pactos infernales entre dirigentes que históricamente, su posición en la izquierda nunca ha sido por convicción, sino por mero negocio (no, no hablo en esta ocasión de los Monreal).

El quiebre del consejo estatal de dicho partido para suceder a Arturo Ortiz Méndez tiene un trasfondo negro, muy del… averno. Ese mismo sábado, a la una de la madrugada, Ortiz y Narro se reunían en la oficina del primero en el centro de la ciudad. ¿qué tiene que hacer el cuasicandidato de Morena al Senado 9 horas antes con el dirigente del PRD?, pues lucubrando el truene del consejo y las razones se exponen: Ortiz, a pesar de que en el CEN Nacional de su partido existía un acuerdo para mantener a las dirigencias estatales hasta pasar las elecciones, podía ser sustituido por consenso estatal, es decir, el estatuto está por encima de un acuerdo político y eso no es desacato, es legalidad; y es que, ante su premura por ser candidato a diputado por la vía plurinominal, además de recibir este lunes casi 4 millones de pesos de prerrogativas, la respuesta se hace evidente. Dinero y posición. No es secreto el amor de Ortiz por los números, aunque tenga esa loca idea de encuestar al total de aspirantes a candidaturas, también es sabida su forma usual de manipularlas. ¿Hacer encuestas en Nieves, en Mazapil?, ridícula manera de justificar gastos hasta por cien mil pesos por cada una con casas encuestadoras “patito”.

Narro no abandona el PRD, al más puro estilo de la izquierda ramplona y manipuladora, pretende mantener posiciones en ese partido. ¿Qué tenían que hacer consejeros miembros del FPLZ y la CNPA en la asamblea perredista?, pretender mayoritear para evitar que se eligiera un nuevo presidente, a cambio de candidaturas al interior, a cambio de la renta de espacios. Alguna vez Felipe Pinedo dijo que se respetaban las ideologías, por tal motivo, había gente del FPLZ que había decidido no renunciar al PRD – como tanto lo anunció Narro-, pero eso es una vil ridiculez, ¿entonces sus organizaciones por quién operarán?, ¿unos por AMLO y otros por el PRD?, o mejor dicho, todos por Narro, total puede ser Senador y al mismo tiempo manejar peones en el Sol Azteca.

La dirigencia de Morena tiene conocimiento, hace mutis. La decisión está tomada, Narro supuestamente aportaría votos para López Obrador. Así su pragmatismo, se han convertido rápido, en el nuevo PRD. Lástima.

Que porros tomaron las instalaciones, que los ubica dice Ortiz, que son del PRI, que tiene fotos y videos, nunca mandó nada, jamás los exhibió a la prensa, un montaje armado, pero en el que el cinismo está en su máxima expresión,. Luego sale a decir que fue una expresión interna del PRD la que tronó el consejo. Sí, efectivamente, los “camerinos”, en contubernio con él mismo. La mentira desordenada, ni para eso son buenos. El discurso de izquierda está desgastado, ¿quién les cree?. Ortiz pactó con el PRI en 2016. Todo el desastre de impulsar a Pedro de León era un desgaste para la marca, ahora sucede lo mismo, lo levanta para Senador. A un hombre sin escrúpulos, con retóricas contrastantes cada semana, cambio su logo y sus colores, no tiene identidad, ni ideología, bueno, su única idea es vivir del erario y hacer negocio del erario. Recuerden los contratos con la UAZ cuando estaba en Sedesol, se perdieron muchos millones. No pasa nada.

Narro tiene el gran cinismo de invitar a desayunar a la prensa que por motivo del año nuevo, que casualidad, un día después del consejo tronado por él y por Ortiz. Quería medir reacciones, comentarios, nadie preguntó nada. Se fueron con el boletín. Que el PRI, que la economía, que el campo pobre, que la corrupción. De eso ha vivido, de la pobreza y mezquindad política. Del maiceo en las estructuras, sin pudor ni vergüenza, no son requisitos para ser de “izquierda”, ni de derecha, para ser político pues.

Lograron su objetivo, Ortiz tendrá el tiempo suficiente para gastar prerrogativas y maicear consejeros, su oposición guarda silencio y otorga la razón. Miguel Torres, con una minoría secuestra al partido sin tomar posición. Quiere ser él a fuerzas el diputado plurinominal, si no el local, si no Villanueva otra vez. Rafael Flores pretende también esa candidatura. Es el meollo de la discordia. El PRD muere cada vez, lento, sangra literalmente, se golpean entre ellos, se dicen “machorras”, les dicen morenos a los que no lo son. Una descomposición política digna de equipararse con un ring de lucha libre, mucho grito, mucho pataleo, pura farsa.

Compartir