fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Elección de derechas


Elección de derechas

Por Noemí Luna

Esta semana se dio el esperado anuncio de la pretensión de  Ricardo Anaya Cortés para contender por la Candidatura de la coalición electoral “Por México al Frente” conformada por el PAN, PRD y MC, suceso que se da después de la firma oficial del convenio de coalición donde se establece claramente que la candidatura presidencial le corresponde a Acción Nacional, y que es precedido por la publicación de la convocatoria para elección interna de candidato dato importante porque mucho se dijo que habría designación. Evento que estuvo vestido con la presencia de once de los doce gobernadores del PAN y con liderazgos históricos y nuevos de los 3 partidos coaligantes, por lo que resulta muy predecible los resultados que habrán de darse el 11 de febrero del próximo año.

Es por lo anterior que podemos casi asegurar que los tres nombres más fuertes de la boleta electoral a Presidente de la República en el 2018 serán Ricardo Anaya Cortés, José Antonio Meade Kuribreña y Andrés Manuel López Obrador, cabe destacar que es altamente probable que los tres aparezcan tres veces en la boleta y de ahí se desprende lo interesante de los análisis realizados por diversos analistas:

Roberto Duque Roquero, constitucionalista y experto en el sistema electoral mexicano de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo que mientras más opciones aparezcan en la boleta electoral, es mejor para el PRI; añadió que por eso el PRI se encargará de que al menos dos candidatos independientes logren el registro, y para ser sinceros los que más posibilidades tienen de lograrlo son el Bronco y Margarita Zavala, uno cerca de la derecha priista y la expanista que se llevó con ella a algunos de los representantes de la derecha más intolerante.

Por otro lado Armando Román Zozaya, columnista del Excelsior califico a Andrés Manuel López Obrador como un conservador de derecha, puesto que sus posturas sobre el aborto y el matrimonio igualitario no concuerdan con las que tradicionalmente tiene la izquierda (en ese tenor yo tengo claras mis posturas principalmente en la defensa de la vida por lo que  a mi criterio  lo malo reside en el engaño de venderse bajo la bandera de las izquierdas sin serlo) . Yo añadiría que su comportamiento es por demás clasista, criticar a Meade y Anaya por el color de su piel habla de su populista visión de dividir a los Mexicanos y poner un extracto sobre otro, típico de los ultra conservadores; y para rematar su coalición con PES, Partido fundado desde grupos Cristianos y que en múltiples ocasiones y con justa razón ha sido catalogado como “radical y discriminatorio” (basta analizar el comportamiento de la Diputada Local mejor conocida como Lady Trump), viene a confirmar la hipótesis de Roman Zoyola. También Ricardo Alemán a catalogado a López Obrador y Morena como la nueva derecha, bajo argumentos similares.

Por su parte Roger Bartra, señala que en cuanto a la derecha mexicana del Partido Acción Nacional (PAN), “siempre ha estado dividida entre una tradicional, católica e hispanizante que coqueteó con el franquismo, incluso con el nazismo, y una derecha más democrática, tecnocrática y moderna. La idea de una derecha moderna  provoca irritación cuando lo digo, pero hay que reconocer su existencia también dentro del PRI, como el otro gran partido de derechas. En entrevista con el país, el autor de La jaula de la melancolía (1987), expresa su opinión sobre el Frente Ciudadano por México, formado por PAN y PRD, “es un logro importante que el PRI no continúe, pero no es suficiente. Hay que celebrar una alianza entre el ala democrática del PAN y la reformista del PRD, lo que ha generado una gran expectativa, pero es necesario construir un programa mínimo de gobierno que conozcan cuanto antes los mexicanos porque bien gestionado podría llegar a ganar las elecciones.

El analista Roberto Morris, afirma que con la precandidatura del Dr. Meade, por más que no lo quieran admitir, el PRI se asume como partido de derecha. Así como la relevancia que el Dr. Meade es representativo de la élite nacional no del sector obrero campesino, base del PRIísmo tradicional. Aunque poco tiempo después de su renuncia a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) la dirigencia de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y de la Confederación Nacional Campesina (CNC) hayan acobijado al ya pre candidato, se antoja difícil que las organizaciones laborales apoyen a un hombre que les subió el precio de los combustibles y ha evadido posicionarse en cuanto a elevar el sueldo de los trabajadores mexicanos en las actuales renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Si los obreros y campesinos no se sienten representados por el PRI ¿Para dónde van a voltear? Van a voltear a la izquierda.

Quien escribe siempre ha simpatizado con una derecha moderada, democrática y tolerante, y no por eso me deja de preocupar que el elector del 2018 sienta que no tendrá diversidad de alternativas (aún que bajo un serio análisis las habrá, puesto que la coalición “Por México al Frente” aun abanderada por un panista, no nació para anular los postulados de izquierda del PRD y de MC) y opte por la no participación que a mi parecer sería la peor de las decisiones. Tampoco deja de preocuparme el engaño de la narrativa populista, en particular de MORENA, que con el claro propósito de capitalizar el descontento social hacia los actuales gobiernos y de ganarse el voto del sector de izquierda, venda argumentos en los cuales ni su dueño cree.

De lo que no tengo duda es que los próximos seis años seremos gobernados por un hombre de derecha, hago votos porque sea el que admite un gobierno de coalición con postulados incluyentes de la izquierda.

 

 

 

 

Compartir