Zacatecas y sus noticias reales

.

Meade, el candidato de la corrupción


Meade, el candidato de la corrupción

Por Ricardo Arteaga

El destape de José Antonio Meade Kuribreña resalta la desesperación de Peña Nieto y su grupo de allegados por cubrirse la espalda y proteger sus intereses, saben perfectamente que de llegar cualquier personaje político ajeno al grupo político al que pertenecen podrían rodar varias cabezas, la información que Javier Duarte posee sobre el dinero que desvió para la campaña presidencial de Peña, lo convierte en un peligro para los intereses de quien no pudo protegerlo una vez que se filtró la información.

Felipe Calderón y Peña Nieto están involucrados en el caso Odebrectch según la declaración realizada por el empresario brasileño que con tal de alcanzar una menor sanción soltó la sopa, dicha empresa recibió contratos millonarios para realizar obras en México, sobre todo en el sector petrolero, y que terminó aumentando el costo de las mismas por millones más de los que se habían destinado, mismo que fue desviado a la campaña presidencial del 2012 para el candidato del “nuevo PRI”, ese PRI que prometía ser un joven y nuevo partido que buscaría mover a México, y que terminó por ser el viejo PRI con nuevas prácticas y estrategias para cometer actos de corrupción y salir impunes, mientras en otros países, Presidentes terminaron siendo juzgados por la ley.

Frente a las elecciones del 2018, el priismo se enfrenta a una condición mucho más difícil que en el 2012, el crecimiento de morena fue tan inesperado que poco a poco se ha logrado el objetivo del mismo, ciudadanos más conscientes respecto a su realidad, las reformas estructurales impulsadas por el actual presidente, no tuvieron el efecto esperado, por otra parte, Andrés Manuel López Obrador predijo que aumentarían los costos de los combustibles, la gasolina en los últimos seis años ha aumentado su precio al doble, pues de pasar a costar  $8.36 un litro de magna en el 2010, al mes de diciembre del año en curso cuesta $16.94,  pasó lo mismo con el precio del gas, trayendo como consecuencia el aumento en los productos de la canasta básica.

La vida de los mexicanos se tornó más difícil, ahora les alcanza menos y trabajan más, la inseguridad golpeó a todos los sectores del país, los empresarios ahora gastan más en seguridad propia y de sus familias, los miembros de las familias de escasos recursos se ven obligados a involucrarse en el crimen para poder llevar alimento a su familia, el desempleo aumenta, la clase media cada vez más se acerca a la pobreza.

La promesa de un nuevo PRI terminó convirtiendo a México en un nuevo país, un país con mayor desigualdad, mayor inseguridad, mayor injusticia y mayor impunidad, ahora por la falta de cumplimiento a sus promesas y por haber servido descaradamente a intereses de otros países, de empresas transnacionales y a los del grupo Atlacomulco, el Revolucionario Institucional se ve obligado a buscar un candidato que nunca ha pertenecido a sus filas, un panista que logrará jalar los votos de quienes están inconformes con el presidente del PAN por la imposición de candidatos, así mismo logran impulsar a un personaje que protegerá los intereses del grupo político de Peña Nieto y que les brinda la esperanza de continuar echándole a su costal sin que nadie les moleste, saben que su militancia es “disciplinada” y apoyarán al candidato que les impongan, el interés del pueblo mexicano no es su objetivo.

Es así que Andrés Manuel, se convierte nuevamente en un peligro, pero no un peligro para México, se vuelve en un peligro para los intereses de aquellos que han sumido al país en la miseria, para aquellos que han utilizado los cargos públicos para enriquecerse, para traficar con influencias y para burlarse de la población prometiéndoles un mejor futuro, brindándoles únicamente pobreza, injusticia y desigualdad.

El proyecto que morena presenta mediante cincuenta puntos, se vuelve en un proyecto regresivo para quienes ostentan el poder, temen que de llegar al poder, AMLO, cumpla con lo que el proyecto busca, disminuir la pobreza, mejorar la educación, la economía y la vida de los mexicanos, temen que la justicia que promete Obrador los alcance.

Los mexicanos sabemos que necesitamos cambiar el destino del país, el 2018 es el año del cambio y de la esperanza de una mejor vida para todos, quitándole los beneficios a unos cuantos.

Compartir