Zacatecas y sus noticias reales

.

Insistimos: ¿si no cumplo me voy?


Insistimos: ¿si no cumplo me voy?

Por Saúl Monreal Ávila

Si hubiera congruencia y honestidad en esta administración y se tuviera palabra, estuviera el ejecutivo y sus principales funcionarios preparando maletas, pero ni se está trabajando diferente, ni se van, Y la inseguridad esta peor que nunca, 2 ejecutados por día en promedio,  más de 350 asesinatos solo en lo que va del año, no se investiga la corrupción de su antecesor, y siempre si hay algo así como una Nomina secreta.

Hace no más de un mes, Alejandro Tello acepto a regañadientes que si se otorga más dinero del que su salario marca a funcionarios, sosteniendo que “No es su responsabilidad lo que haya pasado en los últimos 5 años de la pasada administración” ¿¿??, y categóricamente aseguró que “no hay nómina secreta en mi administración” dijo. “Sueldo y compensación son públicos”, señalo, además que no sabe si llamar “nómina secreta” a los bonos de funcionarios, ya que no se dio cuenta de cómo estaba anunciada en la plataforma de transparencia, según declaro a principios de mayo, ante señalamientos bien sustentados de la existencia de una nomina oculta.

Fue hasta que se “estimuló” a esta administración “experta” en semántica, a través de denuncia que interpuso la asociación Soledad Ciudadana en el Instituto Zacatecano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IZAI), que la Secretaría de Finanzas tuvo que hacer pública la información, y que el ejecutivo tambien tuvo que aceptar que existía algo así, que no se llamaba nomina, pero que si se pagaba con regularidad, aunque desde un inicio la secretaría de finanzas lo acepto, incluso, aceptando la opacidad de la mencionada partida financiera, es decir, el desconcierto de haber sido descubiertos.

El hecho es que hay una lista de “Bonos”, “Nómina”, “Compensación”, “Estímulo de productividad”, o como se le ocurra al ejecutivo que se llame, que cubre un ingreso regular extra mensual a 800 funcionarios de gobierno del estado, entre los que se encuentran el Secretario de Salud, Gilberto Breña Cantú, $55 mil 929 pesos mensuales; Secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, $52 469 pesos mensuales; Secretario de Agua y Medio Ambiente, Víctor Carlos Armas Zagoya, $52 mil 469 pesos mensuales; Secretario del Campo, Adolfo Bonilla Gómez $52 mil 469 pesos mensuales; Secretario de Economía, Carlos Fernando Bárcenas Pous, $52 mil 469 pesos mensuales; Secretario del Zacatecano Migrante, José Juan Estrada Hernández $ 52 mil 469 pesos mensuales; Secretaria de Educación Gema Alejandrina Mercado Sánchez $ 52 mil 469 pesos.

Tambien el Procurador General de Justicia, José Francisco Murillo Ruiseco, 52 mil 469 pesos mensuales; Secretario de Administración, Jorge Luis Pedroza Ochoa, $52 mil 469 pesos mensuales; Secretaria de la Mujer, Adriana Guadalupe Rivero Garza 52 mil 469 pesos mensuales; Secretario de Desarrollo Social, Otilio Rivera Hernández $52 mil 469 pesos mensuales; Representante en la CdMX de Zacatecas, Raúl Rodríguez Márquez $52 mil 469 pesos mensuales; Coordinador General Jurídico Jehú Eduí Salas Dávila 52 mil 469 pesos mensuales; Secretario de Turismo Eduardo Yarto Aponte $52 mil 469 pesos mensuales; Jefe de la oficina del Gobernador, Juan Francisco del Real Sánchez $52 mil 381 pesos mensuales; Secretario de Infraestructura, José Francisco Ibargüengoytia Borrego; $52 mil 359 pesos mensuales. Todos ellos, entre muchos otros más hasta un total de 800.

Este hecho toma distintas vertientes, ninguna de ellas favorece la causa del régimen priista Zacatecano. En  primer lugar, es un hecho que existe opacidad, mas allá de que a últimas fechas se ha querido subsanar esto poniendo énfasis a la transparencia, y haciendo anuncios que intentan ser espectaculares en este rubro, y el utilizar sinónimos o términos diferentes para denominar algo que obviamente no se le quiere llamar por su nombre, no significa que en automático se convierta en legitimo ni honesto, simplemente se estaba ocultando a la sociedad un ingreso de algunos funcionarios que va mas allá de lo que deben ganar.

En segundo lugar, nos hacemos varias preguntas: ¿A qué normatividad está sujeto este monto, y con qué criterios se está repartiendo? ¿Realmente es legal que se este otorgando este dinero, una cantidad considerable individualmente y en conjunto, de manera discrecional? ¿Quién aprueba, cuantifica y decide quién gana menos de lo que debe y cuanto se le otorga? ¿No es esto una manera de pagar favores políticos si no hay restricción alguna por parte de quien decide a quien y cuanto repartir? ¿Realmente desconocía el contador Tello del reparto de la enorme cantidad de una magnitud de 678 millones 656 mil 160 pesos) y finalmente, ¿No es esto simple y vulgar corrupción?

Todo ello hace ver a esta administración como más de lo mismo, no han podido arreglar el problema de la cínica corrupción de la pasada administración, de la que aun esta la mayoría de los funcionarios integrados a la actual, una insultante impunidad total ¿no puede o no quiere? No ha podido siquiera hacer cambio del o los responsables de la seguridad en nuestro estado,  a pesar de la evidente inseguridad, y el no haber hilado una política coherente y funcional de seguridad para zacatecas, está peor que nunca la inseguridad, y la única política que aplica el contador Tello es la del avestruz.

No hay nada nuevo, solo la tibieza que esta marcándose como sello de esta administración, y el soslayar los graves problemas que aquejan a nuestro estado, y en tanto es cada vez menor la cantidad y el poder adquisitivo con que sobreviven los trabajadores zacatecanos, perdiendo cada vez mas derechos laborales y viendo las utilidades como una prestación ya dejada en el pasado, en tanto los funcionarios favorecidos o quienes se les deben favores, viven con altísimos niveles de prosperidad ajenos a la realidad estatal. Por eso nos preguntamos: ¿Cuando se cumplirá esa casi olvidada promesa de campaña? parte de un todavía más olvidado e incumplido contrato que supuestamente signo, pero que rubricó en el hielo del ardiente sol Zacatecano, aquello de que: ¿”Si no cumplo me voy”? Los Zacatecanos estamos esperando cumpla su palabra contador Tello.

saulmonrealavila@hotmail.com

Compartir