Zacatecas y sus noticias reales

.

Los riesgos del periodismo


Los riesgos del periodismo

Por Salvador del Hoyo

Tristemente el ejercicio periodístico se ha convertido, desde hace algunos años, en una de las profesiones más riesgosas. Desde la administración del presidente Felipe Calderón (2006-2012), con la estrategia que implementó contra los grupos delincuenciales, decenas de compañeros han caído en el cumplimiento de su deber, en varios estados de la República.

En Zacatecas, por fortuna, no ha habido decesos, pero se tienen que implementar medidas para evitar que esto suceda ya que los compañeros están muy expuestos al cubrir, principalmente, actividades policiacas. Sustos hemos tenido bastantes. Algunos de los comunicadores han sufrido amenazas graves que, por fortuna y hasta el momento, no han pasado de eso.

El reciente asesinato del Javier Valdez Cárdenas, periodista de La Jornada en Sinaloa, provocó una serie de protestas en todo el País. Aquí en Zacatecas se llevó a cabo una de ellas en la Plazuela Miguel Auza. Una de las demandas es que todos los periodistas tengan las mejores condiciones para realizar su trabajo.

Quienes nos dedicamos a esta profesión, de alguna u otra forma, estamos conscientes de los riesgos que esto conlleva. En ocasiones se tocan temas complicados que la sociedad debe conocer pero, en la actualidad, la situación que vive México en materia de seguridad es muy grave. Las autoridades no pueden combatir este flagelo.

Zacatecas no ha quedado exento a este problema –lo hemos señalado en varias ocasiones-. Nuestra entidad ha resentido el embate de la delincuencia organizada y los periodistas que cubren estos acontecimientos trabajan sin las mínimas condiciones de seguridad.

El Gobierno federal y los estatales tienen la responsabilidad de generar estas condiciones. ¿Cómo lo deben hacer? Analizando la verdadera importancia que esto significa. De por sí las corporaciones de seguridad en territorio nacional han sufrido innumerables bajas; ahora sumadas a las de los comunicadores, se han convertido en cifras alarmantes.

La palabra estrategia significa planear acciones muy concretas encaminadas hacia un fin determinado. La grave crisis de inseguridad que vivimos en la actualidad fue provocada, precisamente, por una falta de estrategia del gobierno federal, encabezado por Felipe Calderón. Se dice que fue un embate no planeado contra los grupos del narcotráfico. Seguimos padeciendo los resultados.

Las investigaciones y trabajos periodísticos sobre el crimen organizado que han realizado varios comunicadores, los ha convertido en blancos fáciles. Algunos de ellos han sido asesinados por estos grupos delincuenciales y otros tantos, aseguran, por los mismos gobiernos estatales. Lo triste del caso es que jamás conoceremos a los autores; mucho menos serán castigados.

Ejercer el periodismo es una forma de vida. Quienes laboramos en este medio sabemos de los riesgos que esto conlleva, pero es una profesión que necesita la sociedad. De otra forma los ciudadanos no conocerían los sucesos locales, nacionales e internacionales. De otra forma los personajes públicos no se enterarían de los problemas que acontecen en su área. De otra forma, la ciudadanía no se enteraría de los abusos y corrupción de los poderes.

La exigencia de los comunicadores es que se generen garantías para realizar su trabajo sin trabas, sin riesgos mortales, sin represión, sin obstrucción de ninguna índole; facilitándoles su trabajo con el fin de que los ciudadanos conozcan los acontecimientos de su comunidad. También sin el riesgo de perder la vida.

Compartir