fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Entre lo legal y lo inmoral


Entre lo legal y lo inmoral

Por Ricardo Arteaga

Semana con semana surge un nuevo escándalo alrededor de nuestros representantes, funcionarios o ex funcionarios de gobierno, ésta no ha sido la excepción, la Contadora Soledad Luévano ha expuesto nuevamente la administración de Miguel Alonso, ahora por los 3 mil millones de pesos que destinó para el pago de bonos a sus funcionarios entre 2013 y 2016, con nombre y cantidad mensual que recibió cada funcionario, acusándolos de manejar partidas secretas y señalando la falta de transparencia sobre el destino del recurso público.

Es bien sabido que en los presupuestos para los años fiscales, los gobernantes esconden entre las miles de páginas que conforman dichos presupuestos, las partidas millonarias que destinarán para que el gobernante en turno pueda repartir a modo bonos a sus funcionarios, en pocas palabras como mejor le plazca, el gobierno diferente, para su primer año solicitó 678 millones de pesos para dicho concepto.

Estamos hablando de que un funcionario de primer nivel en el “Gobierno Diferente” gana en promedio 70 mil pesos, sueldo que podría ser merecido si cada uno de ellos estuviese desempeñándose de manera ejemplar en su espacio (no es el caso), tenemos funcionarios ganando, en un mes, 10 veces más de lo que gana un campesino, sin embargo, dicho sueldo no es suficiente, Tello puede autorizar que reciban la cantidad que él desee como un pequeño estímulo por su trabajo (como si estuvieran haciendo mucho).

Según Chole, Alonso destinó mil millones por año, en un lapso de 3 años, para apapachar a sus funcionarios, los cuales aparecen nuevamente a la luz diciendo que se nos ha mentido a los Zacatecanos, ahora aparecen dichos funcionarios a defenderse, como un perro defiende su hueso cuando cree que le pertenece, dicen que dichos bonos se encuentran legalmente fundados y que no existió ningún ilícito al expedirlos y recibirlos, están en lo correcto, no podemos señalar o denunciar que han sido de manera ilegal, pero si podemos señalarlos de inmorales e incongruentes.

 

¿Inmorales e incongruentes?

Casi al finalizar (en el 2015) el sexenio de Miguel Alonso, según datos del Coneval, los índices de pobreza y pobreza extrema son alarmantes, más de 800 mil zacatecanos vivían en condiciones de pobreza, el 70% de dicha cantidad, al momento del estudio se encontraba en condiciones extremas de pobreza, así como 115 mil personas padecían hambre, cantidad que hasta el momento no ha disminuido, al menos no hay datos, pero que seguramente ha aumentado en 2 años.

Hablamos de un gobernador que contaba con más del 50% de la población total sin poder cubrir las necesidades básicas mientras los funcionarios de gobierno vivían como reyes, recibiendo salarios y bonos ofensivos para los zacatecanos. Muchas veces suelen declarar que son sueldos justos para el trabajo que realizan, sin embargo, de dicho sexenio no podemos rescatar nada, no podemos celebrar la pobreza, la injusticia que se deriva de la misma y la inseguridad en la que nos dejaron sumidos.

Ahora solamente nos queda ser espectadores de la batalla mediática en la que se involucrarán aquellos que sin vergüenza se enriquecieron mientras representaban a un pueblo pobre y sin una oportunidad para mejorar un poco su situación, al mismo tiempo debemos  y estamos obligados exigirle al gobernador “Diferente” que termine con esos beneficios, que destine esos recursos a mejorar la calidad de vida de quienes día con día buscan alimentar a sus familias.

Esa clase política gris, insensible, carente de moral e incogruente frente a las necesidades de la población debe terminarse, no podemos continuar entre lo legal y lo inmoral, o de verdad demuestran ser diferentes o terminan siendo más de lo mismo, hasta el momento nada ha cambiado.

 

Compartir