fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Un país al revés


Un país al revés

 

Por Ricardo Arteaga

La corrupción en nuestro país ha afectado a toda la población, políticos corruptos han vendido nuestros recursos naturales, han acabado con el sistema educativo, han empobrecido a las familias mexicanas y han dejado sin futuro a toda una generación de jóvenes y niños que sin ser culpables pagarán durante toda su vida por los errores que ha cometido una clase política sin escrúpulos ni valores.

Clase política que durante los últimos días ha mostrado no tener vergüenza, actores políticos de todos los partidos han lanzado acusaciones unos a los otros haciendo de la política mexicana un completo circo, Humberto Moreira ha señalado como corrupto y de estar vinculado al crimen organizado al ex presidente Felipe Calderón, Calderón lo acusa de lo mismo, al parecer ha olvidado que su sexenio ha sido el más violento en nuestra historia, el priismo acusa a Andrés Manuel de haber recibido de uno de sus gobernantes más corruptos, como si no existieran pruebas suficientes para demostrar que el dinero desviado por los 22 Gobernadores más corruptos durante el sexenio de Peña Nieto se ha ido a las campañas políticas de políticos priistas, y Andrés Manuel los acusa de organizarse para acabarlo a como dé lugar.

Vivimos en un país al revés, mientras acusan y exigen se aplique el peso de la ley a un actor político por recibir dinero, actor que está obligado a aclarar el asunto, en el congreso federal libran de juicio político a Emilio Lozoya, ex director de PEMEX, acusado en Brasil por recibir 5 millones de dólares en sobornos por parte de Marcelo Odebrecht, mismo que ha declarado haber pagado dichos sobornos para obtener licitaciones millonarias en Pemex, con el argumento de que el artículo 14 constitucional y el artículo 9 de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos establecen que los delitos cometidos por los funcionarios solamente pueden iniciarse mientras están en el cargo (Prescriben los delitos cometidos por los funcionarios), aplican la justicia a modo según les convenga.

Lo que no han entendido nuestros actores políticos es que la ciudadanía ya no cae en ese circo, ya no tiene interés por una u otra cosa, el hartazgo ha llegado a tal grado que gracias a los escándalos de corrupción, impunidad, entre otros, se ha ido generando conciencia en la población, el voto en el 2018 será verdaderamente por una esperanza de una vida mejor, hemos recorrido tantos caminos, hemos seguido y creído en tantas promesas, hemos confiado en tantos rostros nuevos y todos nos han llevado a un mismo destino: la miseria; aquellos que salgan a votar lo harán porque verdaderamente confían en que es la última oportunidad que tenemos como ciudadanos para cambiar el rumbo del país.

Estamos tan acostumbrados a esa clase política carente de un verdadero sentido social, que los escándalos ya no nos escandalizan, ni mucho menos nos sorprenden, la justicia ya no nos indigna, ningún chile nos embona, ya no creemos en el discurso de quienes se jactan de atrapar a un gobernador que ha vaciado a un estado cuando existen otras dos docenas de los mismos viviendo en la impunidad, ya no juegan con la inteligencia de los mexicanos.

Por ello, quienes estamos interesados en la política, debemos esforzamos por realizar verdaderamente un cambio, debemos entender que la política tradicional ya no es una opción, debemos comprometernos realmente con buscar una verdadera participación, no podemos continuar con el engaño a la ciudadanía de que su voto es lo único que importa, debemos despertar el interés de participar directamente en los asuntos públicos y políticos, estamos obligados a demostrar que somos una generación a la que le han robado el futuro pero que estamos dispuestos a construir uno nuevo, que estamos comprometidos con terminar con el país al revés en el que vivimos, el cambio no será de un día para otro, tal vez nos lleve años recuperar un país que ya no es nuestro.

 

 

Compartir