Zacatecas y sus noticias reales

.

Enero de 2017, el mes más violento de Zacatecas en los últimos diez años


Enero de 2017, el mes más violento de Zacatecas en los últimos diez años

Por Alfredo Valadez Rodríguez / Especial PerióMetro

 Zacatecas, Zac., 8 de Febrero.- Un total de 76 personas fueron violentamente ejecutadas durante Enero, el mes  más violento en toda la historia reciente de Zacatecas, desde que en diciembre del año 2006 el entonces presidente Felipe de Jesús Calderón Hinojosa del PAN, le “declaró la guerra” a los cárteles del narcotráfico. Diez años después bajo el régimen presidencialista del PRI, la violencia extrema alcanzó a entidades como ésta, donde antes no se presentaban problemas graves.

De acuerdo a información difundida por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Zacatecas ocupa ya el tercer lugar nacional en el porcentaje de Víctimas de Homicidio Doloso -con respecto a la población  total de habitantes por entidad federativa-, detrás de Colima y Veracruz.

Al compararse las cifras oficiales por cada entidad del país, entre los meses de Enero – Octubre de 2016, con respecto al mismo periodo del 2015, el  estado de Colima presentó un incremento de 273.1 por ciento; Veracruz con 161.5 por ciento de aumento y Zacatecas con 92.9 por ciento.

Hombres ejecutados a tiros; mujeres colgadas vivas con sogas de puentes peatonales, a las que enseguida les disparan con armas largas; jóvenes decapitados vivos; familias enteras “levantadas” por comandos armados. Casas o negocios rafagueados por pistoleros.

Cotidianamente se producen estos  atroces hechos delincuenciales, en zonas urbanas y rurales, sin que nada las detenga. Y ya comenzó el mes de Febrero, que lamentablemente pinta igual.

Mientras tanto el gobernador Alejandro Tello Cristerna, electo por el PRI –y por DIFERENTE-, no encuentra la forma de reducir los índices delictivos, a seis meses de haber asumido su cargo y ha trascendido que tiene serias diferencias respecto a la estrategia en materia de seguridad, con el general Froylán Carlos Cruz, Secretario de Seguridad Pública de Zacatecas, quien fue designado en ese cargo por Salvador Cienfuegos, General Secretario de la Defensa Nacional.

Cadena de hechos de violencia e impunidad

Nunca en Zacatecas se habían presentado tantas muertes violentas, con tanta frecuencia ni con la saña que demuestran en sus actos criminales los integrantes de los cuatro cárteles predominantes en ésta región del país. No solo se han presentado presuntos ajustes de cuentas, sino que de nueva cuenta están ocurriendo cruentos enfrentamientos armados entre pistoleros de grupos contrarios.

De acuerdo con fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública de Zacatecas, aquí operan el Cártel del Golfo, los Zetas (con tres distintas facciones: Talibanes, Cártel del Noreste y Zetas Vieja Escuela), así como  el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Sinaloa.

Según los informes de acontecimientos violentos a los que éste diario tuvo acceso, elaborados por la propia Secretaría de Seguridad Pública del estado, así como de la Procuraduría General de Justicia de Zacatecas, así como de la zona militar número 11 del Ejército Mexicano, además de las 76 ejecuciones del mes de Enero, se han presentado también medio centenar de privaciones de la libertad (“levantones”) de personas aún no localizadas, y han resultado heridas por disparos de arma de fuego, sin perder la vida, al menos 20 personas.

Estos son solo algunos de los principales acontecimientos violentos. El día 3 de enero, en la comunidad de Chupaderos, municipio de Villa de Cos, fueron localizados 3 hombres, cuyos cadáveres fueron acomodados por sus ejecutores en forma de “triángulo” a una distancia de cinco metros entre ellos.

El día 5 de Enero, en la colonia G. Caloca de la ciudad de Calera, un joven de 16 años y su hijo de 3 años fueron agredidos a tiros por dos sujetos armados. El hombre identificado como Jesús recibió tres disparos y el niño un tiro. Ambos fueron trasladados con vida al hospital regional de Zacatecas.

Para la madrugada del día 7 de Enero, integrantes de un comando armado arribaron con lujo de violencia a la vivienda de dos mujeres de 28 y 41 años de edad, respectivamente. Después de disparar en múltiples ocasiones contra la vivienda, los sicarios trasladaron a las  mujeres hasta el puente vehicular de la comunidad Pozo de Gamboa, en el municipio de Pánuco, donde las colgaron con sogas y enseguida les dispararon con fusiles AR-15 y AK-47, provocándoles la muerte.

El mismo día 7 de Enero, pero en la calle Libertad de la colonia Azteca, en la ciudad de Fresnillo, un comando armado disparo con armas de grueso calibre a dos mujeres y un hombre que se encontraban  en un vehículo Volkswagen Golf, color gris. Una de las mujeres murió en el sitio. Las otras dos personas fueron trasladadas a un hospital por una ambulancia, pero murieron mientras recibían los primeros auxilios.

Aún no concluía el 7 de Enero, y al sur de la ciudad de Jerez, sobre la carretera que comunica con la comunidad Ermita de Guadalupe, se enfrentaron con fusiles de alto calibre, durante 15 minutos, sicarios del Cártel del Golfo contra Zetas, con un saldo de cinco personas muertas.

Asimismo la madrugada del 8 de Enero un grupo de sicarios quienes viajaban en un convoy de 10 camionetas con placas del estado de Jalisco, arribaron a la cabecera municipal de Nochistlán, Zacatecas -y de acuerdo con uno de los reportes oficiales- “abrieron fuego por unos 25 minutos contra la fachada de una vivienda y 4 casas aledañas resultaron con daños”. Además arrojaron en el sitio al menos dos granadas de fragmentación. Ahí dejaron abatidos a dos hombres, quienes se supone pertenecían a un grupo contrario, pues éstos habrían respondido a la agresión. En el lugar “se recogieron cientos de cartuchos percutidos de armas largas y cortas”.

Luego el 12 de Enero en la comunidad Valle Verde, del municipio de Miguel Auza, tres integrantes de la Policía Ministerial del estado fueron atacados a tiros y heridos de bala por Gilberto Rivera Limones, alias “El Buda”, presunto jefe de operaciones en el noroeste de Zacatecas del Cártel del Golfo. Los policías lograron abatir a su agresor, quien supuestamente -dijeron las autoridades-, fue el responsable de la ejecución de cinco mujeres el día 19 de Diciembre pasado, en el municipio de Juan  Aldama, así como del “levantón” y muerte de dos policías municipales en esa misma población, en junio del año 2016.

Mientras tanto la tarde del 17 de Enero, en la cabecera municipal de Ojocaliente, sobre la avenida José Guadalupe Cervantes Corona fue ejecutado por un comando armado un taxista. Pero tras la acción delictiva, resultaron heridos por “balas perdidas” un hombre y una niña que caminaban cerca del sitio de carros de alquiler.

Luego el 21 de Enero sobre la avenida San José en la cabecera municipal de Genaro Codina, a bordo de una camioneta Nissan fueron abandonados los cuerpos de cuatro hombres mutilados, a quienes sus ejecutores además les prendieron fuego junto con el vehículo. Al día siguiente, en la colonia Valle Dorado de Guadalupe –municipio conurbado a la capital de Zacatecas-, sujetos no identificados prendieron fuego a un automóvil Jetta. En el interior de la cajuela del vehículo fueron encontrados los cadáveres de dos hombres, calcinados.

Entre otras ejecuciones de personas que se han seguido registrando, destaca la ocurrida la madrugada del pasado 3 de Febrero, al sur de la zona conurbada de la capital de Zacatecas, cuando un comando armado arribó a un humilde domicilio  de la tercera sección de la colonia Ojo de Agua de la Palma, municipio de Guadalupe. Presumiblemente los pistoleros iban por un joven sicario de un grupo opositor. Pero no lo encontraron. Molestos decidieron entonces acribillar a tiros al padre de 41 años, y se llevaron “levantadas” con vida a la mamá y dos niños.

¿A quién benefician tantas muertes violentas? Al Gobierno estatal no. La Sociedad, menos. Se acabó el mes de Enero Negro. Ya estamos en Febrero… (FIN)

Compartir