Zacatecas y sus noticias reales

.

Tello pactó con mineras el ecosistema de Zacatecas a cambio de un impuesto


Tello pactó con mineras el ecosistema de Zacatecas a cambio de un impuesto

Por Alfredo Valadez Rodríguez / Especial PerióMetro

La tarde del sábado 12 de Noviembre del año 2016, Alejandro Tello Cristerna sostuvo una reunión a puerta cerrada en sus oficinas de Ciudad Gobierno, con representantes de la Cámara Minera de México y de la Cámara de Comercio de Canadá en México, así como presidentes municipales afines al PRI y empresarios locales. En ese cónclave “por unanimidad” se rechazó la propuesta del gobierno federal para crear  la Reserva de la Biósfera del Desierto Semiárido de Zacatecas, en 2 millones 577 mil hectáreas del norte del estado.

Esa fue la tercera ocasión en dos meses y medio (desde que asumió la gubernatura de Zacatecas), que Tello Cristerna -un contador público que antes de participar en el sector público trabajó para empresas como la cervecería Grupo Modelo y BBVA Bancomer-, se pronunciaba en contra del Proyecto Ecológico más importante en la historia de Zacatecas, el cual elaboraron y avalaron conjuntamente la SEMARNAT, PROFEPA y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de México, en el año 2014.

Por ello el gobernador priista encabezó la reunión donde se propuso “como alternativa” –la cual se entregará por escrito a la SEMARNAT-, que en lugar de declarar esa región del Desierto Semiárido de Zacatecas como área natural protegida, se declare como tal sólo “a algunos municipios del sureste de Zacatecas, con zonas boscosas”.

Todo porque admitió, dentro del polígono propuesto para ser declarado Reserva de la Biósfera, se “afectaría al 74 por ciento de todas las actividades mineras del estado”, que ahí se concentran. Así lo informó el propio gobierno de Zacatecas mediante un comunicado de prensa.

En esa reunión, Christopher Ávila Mier (ex funcionario de Miguel Alonso Reyes), representante de la Cámara Minera de México, señaló que los empresarios del ramo “se adhieren a la propuesta del mandatario estatal para que no haya una declaratoria de Área Natural Protegida en el semidesierto zacatecano, ya que en ese polígono está el 74 por ciento de las concesiones mineras del estado y, por ende, se podría inhibir la inversión”.

Ávila Mier pidió además “darle vuelta a la página y por el contrario incentivar al sector”. Todos pues, encabezados por Tello Cristerna, estuvieron de acuerdo en sepultar el estratégico proyecto federal para proteger al Ecosistema Zacatecano.

También estuvo presente Carlos Alberto Sifuentes Lugo, director regional en el Noreste y la Sierra Madre Oriental de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), además de algunos legisladores locales del PRI.

Así lo Pactaron: “Por unanimidad, el Poder Ejecutivo, el Legislativo (sic), directivos de empresas mineras, presidentes municipales y el Consejo Estatal de Desarrollo Económico de Zacatecas acordaron replantear la propuesta de declaratoria de Área Natural Protegida y que se consideren como posibles opciones regiones ubicadas en Jalpa, Juchipila, Monte Escobedo, Teúl de González Ortega e incluso Valparaíso, donde hay zonas de interés (sic) para su protección”.

Tello Cristerna asumió toda la responsabilidad de la reunión y el acuerdo tomado “con el fin de evitar malos entendidos entre todos los interesados en el tema”.

Finalmente, Michael Harvey, presidente de la Cámara de Comercio de Canadá en México y a la vez Director de Asuntos Corporativos y Seguridad para Latinoamérica de la minera canadiense Goldcorp (Peñasquito), “calificó como excelente la iniciativa del Gobernador, en el entendido que la industria minera ve la declaratoria como un factor de riesgo, jurídico, político y social, que podría dificultar la toma de decisiones  y la inversión”.

Pactó con los lobos

Todavía no habían transcurrido dos meses del gigantesco favor que Tello Cristerna le hizo a los dueños del capital minero: Carlos Slim Helú – Grupo Frisco; Alberto Bailleres – Grupo Peñoles / Fresnillo PLC; Germán Larrea Mota Velazco – Grupo México y los accionistas de Goldcorp, le han propinado un durísimo golpe político y social al gobernador de Zacatecas.

La mañana del martes 31 de enero, más de 1 mil 200 trabajadores pertenecientes a cuatro  distintas unidades mineras que operan en el estado de Zacatecas, que son propiedad de las empresas Grupo Peñoles de Alberto Bailleres y Grupo Frisco de Carlos Slim Helú, realizaron un bloqueo carretero de más de 15 horas sobre la autopista Zacatecas – Fresnillo, dejando varados a miles de automovilistas y transportistas, e impidiendo también accesos y salidas de personas y vehículos en el aeropuerto internacional  Leobardo C. Ruiz, así como al Parque Industrial de Calera.

Los trabajadores mineros se manifestaron para proteger los intereses de sus patrones, en contra del nuevo Impuesto Ecológico aprobado en diciembre pasado por la legislatura local, como parte de la ley de ingresos de Zacatecas para el año 2017, por iniciativa del gobernador priista Alejandro Tello Cristerna, a quien acusaron de ser “un traidor”, pues en el proceso electoral del año pasado le apoyaron abiertamente para que triunfara (¿Voto corporativo INE –IEEZ?).

La movilización que desquició el tráfico vehicular estuvo encabezada por cuatro dirigentes del Sindicato Minero FRENTE que encabeza en el país Carlos Pavón Campos: Juan de Dios Gallegos Jaramillo de la sección 62 de la mina Fresnillo PLC; Alfredo Villagrana Robles de la sección 102 de la mina Francisco I. Madero; Juan Ladislao Lucio Rodríguez de la sección 261 de la mina Tayahua, y Leonardo Ánimas de la sección 72 de la mina Saucito.

Desde las 07:00 horas a bordo de 25 autobuses rentados por su sindicato, los trabajadores mineros llegaron a la carretera federal número 45,  y se detuvieron justo en el distribuidor vial de la autopista Zacatecas-Fresnillo, que conecta con el aeropuerto y el parque industrial, en ambos sentidos. Unas veinte patrullas de policías federales se movilizaron al sitio, pero no lograron persuadir a los manifestantes de liberar las vías.

En entrevista con los medios de comunicación, los líderes sindicales afirmaron que el nuevo Impuesto Ecológico, los afectará a ellos, debido a que sus patrones trasladarán la carga impositiva a sus salarios, reduciéndoles bonos y otras prestaciones salariales,  para poder pagar el gravamen que el gobierno estatal calculará, de acuerdo con el tipo de materiales peligrosos y los volúmenes de tierra removidos del subsuelo.

A nombre de los trabajadores mineros inconformes, el dirigente Juan de Dios Gallegos Jaramillo, señaló en entrevista con los medios de comunicación presentes en el lugar del plantón que, de entrada, ellos observan “que las empresas no nos están afectando, sino el gobierno”.

“Nosotros vamos a luchar, toda la gente está bien puesta, nosotros vamos a luchar porque se retire ese impuesto. Éste es el inicio. Nosotros queremos que venga el gobernador Tello Cristerna a éste lugar, así como anduvo en campaña dándonos la cara para pedirnos el voto, y ahora nos está traicionando”.

Aproximadamente a las 10 de la mañana, llegó hasta el lugar del bloqueo Julio César Flores Chávez, subsecretario del gobierno de Zacatecas, quien tras presentarse con los líderes seccionales, les pidió “explicar” por qué defendían a los dueños de las mineras, si el Impuesto Ecológico no se les cobrará a los trabajadores.

Pero de inmediato éstos le recularon: “nosotros queremos que eliminen ese impuesto. Estamos defendiendo nuestra fuente de trabajo. En la mina Francisco I. Madero ya nos avisaron de la gerencia que si ese impuesto no lo quita el gobierno, la mina cerrará”, dijo el dirigente Alfredo Villagrana Robles: “se trata de un impuesto injusto”.

Sin embargo el funcionario estatal refutó a los líderes sindicales esa posición. Pues les dijo, ese impuesto no debe afectar sus fuentes de empleos ni sus salarios: “aquí es importante que ustedes sepan y estén enterados, porque quizá no tienen esta información que les voy a dar: en el pasado mes de diciembre, hubo pláticas y acuerdos previos con los empresarios mineros”, en los que los patrones dijo “aceptaron este gravamen”.

“Así fue platicado con las empresas mineras. Entonces, qué bueno que ahora ustedes nos informan, que no están en ese respeto, ni en esa línea de acuerdo y diálogo que se había tenido, para tomar medidas”, dijo Julio César Flores Chávez. Durante aproximadamente quince minutos el funcionario intentó convencer a los inconformes de liberar la vía, sin éxito, y se retiró.

Pero la revelación de Flores Chávez confirmó la hipótesis denunciada desde el año pasado por líderes de organizaciones sociales y académicos de la Universidad Autónoma de Zacatecas, en el sentido de que el gobernador Alejandro Tello Cristerna encabezó la exigencia de los empresarios mineros, frente a la Semarnat, para echar abajo el proyecto de declaratoria de reserva de la biósfera en territorio zacatecano.

En un tono enérgico el gobernador Alejandro Tello Cristerna declaró en entrevista radial trasmitida en vivo la mañana del mismo martes, que el Impuesto Ecológico no se retirará “porque es un acto de justicia para Zacatecas”, y deploró el bloqueo carretero que  dejó incomunicadas a las dos principales ciudades de la entidad.

“Se están equivocando las mineras, se están equivocando los directivos”, advirtió Tello: “Si ellos creen que violentando la ley, violentando las vías de comunicación, engañando  a sus trabajadores… esa no es la manera de dialogar en Zacatecas, realmente me sorprende que los directivos de las mineras estén utilizando a sus trabajadores”.

Pasaban las diez de la noche y el bloqueo carretero seguía. Tello mantenía su posición beligerante y twiteaba: “…Ahora sí veremos quién está con Zacatecas”. Incluso comenzó a movilizar a policías antimotines, (aunque el gobierno mintió y lo negó), y luego mágicamente, los mineros acordaron levantar el plantón, hasta nuevo aviso. (FIN)

Compartir