Zacatecas y sus noticias reales

.

El fracaso contra el crimen organizado, la admisión de Tello


El fracaso contra el crimen organizado, la admisión de Tello

Por Alfredo Valadez Rodríguez / Especial PeriöMetro.com

Nexos es una de las revistas más serias y prestigiadas de México y América Latina, con colaboradores y articulistas de un nivel académico nacional e internacional, de primer orden. Su calidad editorial y prestigio son reconocidos también en Europa y Estados Unidos de Norteamérica.

En su edición número 469 del presente mes de enero, que circula con el título “La Guerra de Diez Años”, se incluyen varios textos con estudios e investigaciones sobre el saldo fatídico de la lucha contra los cárteles del crimen organizado en el país, organizaciones delictivas que han dejado sembrado de muertos y desaparecidos a nuestra nación. También se abordan las principales omisiones y errores en la estrategia gubernamental.

Particularmente interesantes son los textos de Héctor de Mauleón, con un recuento de los principales hechos que han sumido a México -como él lo califica-, en “una era de tinieblas”, desde el 11 de diciembre del 2006, cuando Felipe Calderón Hinojosa le “declaró la guerra” al narcotráfico. Así mismo Alejandro Hope presenta un análisis que incluye gráficas estadísticas demoledoras, con las cifras oficiales de la guerra consabida “En Tiempos de Peña Nieto”.

 Entre otras es reveladora la gráfica número 3 de la página 70, elaborada con base en documentos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, donde se presenta el porcentaje de Víctimas de Homicidio Doloso, por cada entidad del país. En la misma se representa la variación comparativa, entre los meses de Enero – Octubre de 2016, con respecto al mismo periodo del año 2015.

De acuerdo con este gráfica nacional, el estado de Zacatecas se encuentra en el tercer lugar nacional, con mayor incremento de homicidios dolosos, vinculados a la violencia criminal desatada con la “guerra”. En primero lugar aparece el estado de Colima, con un incremento de 273.1 por ciento; le sigue Veracruz con 161.5 por ciento de aumento y Zacatecas con 92.9 por ciento. Es decir, que en un mismo periodo de diez meses, de un año a otro, en nuestra entidad prácticamente se duplicó el número de víctimas.

Con todo este contexto, resulta reveladora la declaración que el pasado viernes 27 de enero hizo el contador público Alejandro Tello Cristerna, el gobernador DIFERENTE de Zacatecas, cuando admitió abiertamente, el fracaso del Gobierno, para contener la violencia y la inseguridad que prevalecen en la entidad y el país.

“Las políticas públicas implementadas en los últimos años en el combate al crimen organizado han sido ineficientes, y los delitos del fuero común se han visto prácticamente  opacados por la ola de violencia a lo largo y ancho del país”.

Tello Cristerna emitió un discurso autocrítico en el marco del primer informe de labores de Armando Ávalos, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Zacatecas, donde el titular del poder ejecutivo –de filiación priista-, admitió también que “en México vivimos momentos de crisis desde varios flancos y son múltiples las amenazas al Estado de Derecho: desde lo económico, desde lo político, desde lo social”.

Por ello reflexionó el priista “el Estado está obligado a generar y preservar las condiciones que propicien el pleno respeto a los derechos ciudadanos”, para lo cual dijo “el gobierno que me honro en presidir se encuentra preparando una serie de estrategias que pone en el centro de la mesa, la prevención del delito”, y cuyo programa estratégico”, será presentado en el mes de febrero.

Sin embargo el mensaje autocrítico de Tello Cristerna tenía un motivo. Apenas 24 horas antes, el jueves 26 de enero, en su primer informe de actividades la titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), María de la Luz Domínguez Campos, cuestionó la severa problemática de violencia e inseguridad que prevalece en la entidad:

“Durante los últimos años, nuestro país y el estado de Zacatecas se han visto profundamente afectados por la violencia y la impunidad, que han trasgredido derechos fundamentales como la vida, la integridad física, la libertad y la salud, así como la tranquilidad de miles de mexicanos”.

Lo más grave señaló la doctora en derecho constitucional, es el hecho de que desde el gobierno de Zacatecas se criminalice a las víctimas de esta violencia, señaló la ombudsman: “hoy no podemos permanecer indiferentes ante la muerte de hombres y mujeres acontecidas en el estado durante los últimos meses, ni tampoco justificar las mismas, atribuyéndoles nexos con la delincuencia organizada, porque independientemente de las circunstancias de su muerte, son zacatecanas y zacatecanos”.

Ante este panorama dijo la titular de la CDHEZ “se hace urgente la creación y fortalecimiento de políticas públicas, estrategias y acciones en materia de seguridad pública, procuración e impartición de justicia, que no solo se centren en la contención y sanción de esta problemática, sino fundamentalmente en la prevención social de la violencia y la delincuencia, que permita incidir en las causas y los efectos que la generan para disminuir y erradicar su frecuencia, gravedad y consecuencias”. (fin)

Compartir