Zacatecas y sus noticias reales

.

Alejandro Tello y la democracia entre cuates


Alejandro Tello y la democracia entre cuates

Por Alfredo Valadez Rodríguez / Especial para PerióMetro +

¿Cuáles fueron los compromisos económicos, políticos y empresariales que tejió en su campaña electoral por la gubernatura Alejandro Tello Cristerna? ¿Con qué intereses económicos y empresariales se vio forzado a pactar? ¿Fue gratuito el abierto respaldo que Tello obtuvo de los grandes consorcios mineros, quienes le permitieron “acercarse” a los trabajadores de este sector, a través del sindicato charro que encabeza Carlos Pavón Campos? ¿Sabía o no, Alejandro Tello, las obligaciones que estaba adquiriendo  con una parte de los dueños del dinero en México y el orbe?

Y para aceptar compromisos contrarios al interés público de los zacatecanos, no hay que perder de vista el contexto político que permitió a Tello Cristerna lograr la candidatura del PRI. Desde la misma precampaña tricolor, ya no era un secreto que éste ya no era el “delfín” de Miguel Alonso Reyes.

Ahora se sabe en los corrillos políticos de la Cámara de Diputados, en el Senado de la República y en la propia sede del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, que fue gracias al cabildeo y un acuerdo entre Manlio Fabio Beltrones con Amalia García Medina (PRD) y José Isabel Trejo Reyes (PAN), que se logró que el presidente Enrique Peña Nieto diera su visto bueno por Tello Cristerna, para impedir así que el gobernador saliente Miguel Alejandro Alonso Reyes, impusiera como su sucesor a su ex secretario particular Carlos Peña Badillo.

Incluso ha trascendido que entre noviembre y diciembre de 20015, Miguel Alonso ya tenía preparado todo un ejército de operadores políticos y agentes de seguridad pública –de distintas corporaciones-, quienes ya habían sido notificados de que se iban a ir “a la campaña de Peñita”. Pero la terna Beltrones-García-Trejo, les echó a perder el negocio sucesorio. (Y por eso ahora en el gabinete de Tello vemos a funcionarios vinculados directamente con la ex gobernadora y con Chabelo)

Gracias a los sólidos e irrenunciables compromisos económicos, empresariales y políticos que adquirió, Tello Cristerna llegó a la gubernatura, así como a la Elección Policiaca de Estado que Alonso Reyes se vio obligado a proporcionarle, a cambio de que el primero le protegiera las espaldas por los actos de corrupción y enriquecimiento ilícito cometidos por él y sus hermanos Juan y Lucía (Y que si quisiera el centralismo mexicano -solo si quisiera-, podrían demostrarse fácilmente con una auditoría conducida desde la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público)

Capítulo aparte para el “triunfo democrático” de Alejandro Tello Cristerna, fue la guerra sucia orquestada por el PRI y sus aliados PVEM y Panal, cuyo principal ariete fue la campaña negra contra MORENA y su  candidato David Monreal Ávila, a quienes abiertamente y con la cínica complacencia del INE y del IEEZ, se acusó de estar vinculados con la organización delictiva de los Zetas. Y a final de cuentas si Tello y el PRI tenían razón ¿Por qué la Procuraduría General de la República jamás actuó? ¿Y el Ejército Mexicano? ¿Y la Marina Armada de México? ¿El PRI juega con fuego en México y no se quema?

Mentiras y política gubernamental

La tarde del pasado sábado 12 de Noviembre, Alejandro Tello Cristerna convocó a una reunión -a puerta cerrada-, en sus oficinas de Ciudad Gobierno, con representantes de la Cámara Minera de México (CAMIMEX) y de la Cámara de Comercio de Canadá en México, así como con presidentes municipales y diputados afines, y algunos empresarios locales, donde “mediante votación” y “por unanimidad”, se rechazó la propuesta del gobierno federal para crear  la Reserva de la Biósfera del Desierto Semiárido de Zacatecas, en 2 millones 577 mil hectáreas del norte del estado.

Ésta fue la tercera ocasión en dos meses y medio, desde que asumió la gubernatura de Zacatecas, que Tello Cristerna -un contador público que antes de participar en el sector público trabajó afanosamente la Cervecería Grupo Modelo-, se pronunció en contra del proyecto de declaratoria de área natural protegida, que en el año 2014 elaboraron, aprobaron y publicaron conjuntamente la SEMARNAT, PROFEPA y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de México.

Aunque especialistas de la Universidad Autónoma de Zacatecas y expertos en materia ecológica como el doctor Manuel de Jesús Macías Patiño (ex funcionario de la SEMARNAT), han informado en múltiples foros que la emisión del decreto como Reserva de la Biósfera no prohíbe las actividades mineras ni la actividad industrial o agropecuaria, pero sí mejora la regulación y la aplicación de la normatividad medioambiental en todas éstas actividades, sin embargo para el gobernador Alejandro Tello Cristerna la declaratoria “sí afectaría las inversiones”.

Por ello se informó el domingo 13 de Noviembre a través de un mismo boletín de prensa que se hizo llegar dos veces a los medios de comunicación (con números 0382 y 0386), el gobernador priista encabezó la reunión donde se propuso “como alternativa” –la cual se entregará por escrito a la SEMARNAT-, que en lugar de declarar esa región del Desierto Semiárido de Zacatecas como área natural protegida, se declare como tal a algunos municipios del sureste de Zacatecas, con zonas boscosas, como lo son Jalpa, Juchipila, Monte Escobedo, Valparaíso y Teúl de González Ortega.

Christopher Ávila Mier ex funcionario estatal y en la reunión de Tello representante de la Cámara Minera de México, señaló que los empresarios del ramo “se adhieren a la propuesta del mandatario estatal para que no haya una declaratoria de Área Natural Protegida en el semidesierto zacatecano, ya que en ese polígono está el 74 por ciento de las concesiones mineras del estado y, por ende, se podría inhibir la inversión. (Por ello) Pidió darle vuelta a la página y por el contrario incentivar al sector”.

En la reunión privada organizada por el gobernador Tello Cristerna –donde no se dio acceso a los medios de comunicación-,  también estuvo presente Carlos Alberto Sifuentes Lugo, director regional en el Noreste y la Sierra Madre Oriental de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Cnanp), además de algunos presidentes municipales y legisladores locales del PRI y del PVEM.

Y todos se indicó “por unanimidad, el Poder Ejecutivo, el Legislativo (sic), directivos de empresas mineras, presidentes municipales y el Consejo Estatal de Desarrollo Económico de Zacatecas acordaron replantear la propuesta de declaratoria de Área Natural Protegida y que se consideren como posibles opciones regiones ubicadas en Jalpa, Juchipila, Monte Escobedo, Teúl de González Ortega e incluso Valparaíso, donde hay zonas de interés (sic) para su protección”, señala el comunicado gubernamental.

Los presentes en la reunión, se dijo “destacaron que una declaratoria de Área Natural Protegida en el semidesierto de la entidad podría afectar la inversión y, por ende, cientos de fuentes de empleo para los zacatecanos”.

También se informó “el Gobernador Tello explicó que la reunión se realizó a petición suya, con el fin de evitar malos entendidos entre todos los interesados en el tema”.

Se informó además que Carlos Alberto Sifuentes Lugo, director regional de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, expuso en su intervención -con el propósito de tranquilizar a los representantes del sector minero-,  “que las declaratorias de Áreas Naturales Protegidas en México no son como en Canadá o Estados Unidos; es decir, son menos rígidas y compatibles con la inversión, la agricultura y el desarrollo”.

Por su parte Michael Harvey, presidente de la Cámara de Comercio de Canadá en México y a la vez Director de Asuntos Corporativos y Seguridad para Latinoamérica de la minera canadiense Goldcorp, “calificó como excelente la iniciativa del Gobernador, en el entendido que la industria minera ve la declaratoria como un factor de riesgo, jurídico, político y social, que podría dificultar la toma de decisiones  y la inversión”.

Y finalmente, en fragmentos de un video sobre su intervención, difundidos por su oficina de prensa, Alejandro Tello Cristerna emitió varias posturas, con un tono de voz y una mirada que transmiten su incredulidad en sí mismo: consiente quizá, de que sus palabras no corresponden con sus hechos.

A Tello no se le puede acusar de tonto. Es un hombre inteligente. Pero ha comenzado a enseñar el cobre, literalmente. No es congruente. Porque estar de lado de los intereses de la sociedad de Zacatecas en general, de sus pueblos, comunidades y ciudades, implicaría respaldar decididamente a la SEMARNAT, PROFEPA y a la Cnanp, impulsando el Decreto para crear  la Reserva de la Biósfera del Desierto Semiárido de Zacatecas. Y no oponerse mercantilmente a ésta declaratoria, como lo hace vulgar y servilmente, pareciéndose más a un lacayo de las compañías mineras, que a un gobernante soberano electo en las urnas.

“Tengan la certeza de que en mi persona no hay absolutamente ninguna postura radical, ninguna postura cerrada al diálogo”, dijo Tello en la reunión del sábado pasado.

Enseguida y para concluir la reunión privada, Víctor Armas Zagoya, ahora titular de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA), sometió a “votación” de todos los presentes, la propuesta del gobernador y de las grandes compañías mineras –representadas por los enviados de la CAMIMEX y de la Cámara de Comercio de Canadá en México-, para rechazar el proyecto de Reserva de la Biósfera. Se aprobó por “unanimidad”.

Tello y las empresas mineras jugando a la “democracia” entre cuates. Muy temprano el quinquenio comenzó el pago de facturas. Pasándose por el arco del triunfo a las instituciones y dependencias públicas, y atropellando los intereses de toda la población de Zacatecas. Renunciando a la obligación constitucional de hacer valer las leyes y cumplir las obligaciones dispuestas en las normas ecológicas y medioambientales, a todo tipo de compañías, incluidas las mineras.

Y muy pronto Tello anunciará, que las mineras “aceptaron” pagar el impuesto “ecológico” local que semanas atrás anunció Jorge Miranda Castro, Secretario de Finanzas, para recaudar hasta 400 millones de pesos para el erario estatal. Así el gobernador del PRI intentará legitimar el grave perjuicio al estado, afectando a las generaciones de zacatecanos actuales y futuras, a su salud y a su vida, con el rechazo a la declaratoria de Reserva de la Biósfera. No todo lo que vale en la vida es el dinero y el “desarrollo económico”, señor Contador. (FIN)

Compartir