fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Mintió otra vez Miguel Alonso Reyes: sí hubo fuga de reos en Calera


Mintió otra vez Miguel Alonso Reyes: sí hubo fuga de reos en Calera

Por Alfredo Valadez Rodríguez  / Especial para PerióMetro.com

Zacatecas, Zac., 23 de Junio.- La tarde del miércoles 22 de junio, alrededor de las 17:00 horas, de la cárcel distrital de la ciudad de Calera, que se ubica a un costado de la caseta de cobro de la autopista Zacatecas – Fresnillo, diez reos lograron burlar los sistemas y protocolos de seguridad y se fugaron, tras someter a varios de los custodios del lugar.

El hecho primero fue negado categóricamente por Marco Vargas, vocero de la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Zacatecas y esa mentira fue ratificada por el gobierno de Miguel Alejandro Alonso Reyes, a través del comunicado de prensa número 0942, que emitió el oficioso jefe de prensa José Guadalupe Soto Landeros.

¿Mintió Marco Vargas por instrucciones de Soto Landeros? o ¿Soto Landeros mintió en su boletín por instrucción de Marco Vargas? Todo parece indicar que ambos funcionarios mintieron por instrucción expresa de Miguel Alejandro Alonso Reyes, el gobernador de Zacatecas que, en el ocaso de su mandato, insiste en mentir y ocultar los graves hechos de violencia e inseguridad, que su administración no supo, no pudo o no quiso combatir plenamente.

La realidad sin embargo, no pudo ocultarse  con la mentira oficiosa del gobierno que entró en la recta final de su gestión. Con datos concretos, específicos, puntuales, SIN MENTIR, al menos cuatro diferentes fuentes informativas, insertadas dentro del propio Gobierno del Estado de Zacatecas; en las Fuerzas Federales de Apoyo; en el Ayuntamiento de Calera y de la Secretaría de la Defensa Nacional, confirmaron el hecho. Sí hubo fuga.

De acuerdo con la información conocida, tras un conato de riña al interior de la cárcel distrital de Calera, un grupo de reos –entre ellos algunos presuntos secuestradores-, lograron imponerse a los custodios y someterlos, para enseguida diez de ellos, darse a la fuga. Fue una acción planeada y orquestada. No un hecho fortuito.

Al salir, los diez reos eran esperados por dos sujetos quienes a bordo de dos vehículos, una camioneta tipo Avalanche color roja, y un carro tipo sedán oscuro, y emprendieron la fuga. Además trascendió que los prófugos desarmaron a los custodios y se llevaron consigo seis armas de cargo: cuatro armas cortas y dos fusiles AR-15.

Pero a solo cuatro cuadras de la cárcel distrital de Calera, el vehículo sedán fue abandonado –aparentemente por una falla mecánica-, y los 10 reos evadidos así como sus dos cómplices (los choferes), prosiguieron su fuga a bordo de la camioneta tipo pick up, con rumbo a la comunidad rural de Toribio (No a la comunidad de Tiburcio).

Cerca de esa población, el conductor de la camioneta Avalanche perdió el control del vehículo y se fue a una zanja,  lugar donde los alcanzaron integrantes de la Policía Estatal Preventiva, quienes a bordo de varias patrullas ya los seguían de cerca. Afortunadamente para la sociedad, ahí fueron recapturados los 10 reos evadidos, así como sus dos cómplices.

La noche del mismo miércoles los 12 sujetos, cuyos nombres no fueron proporcionados por las autoridades, se encontraban detenidos en las instalaciones de la Policía Ministerial del Estado de Zacatecas, desde donde más tarde serían trasladados al penal de Cieneguillas -ya no a la Distrital de Calera-, para ser recluidos ahí. (FIN)

Compartir