fbpx

Zacatecas  |  Noticias reales

.

Tres periodistas más asesinados en México


Tres periodistas más asesinados en México

D.F, Mex.- En los últimos días fueron asesinados tres periodistas mexicanos más, lo que aumenta a 114 los informadores muertos desde 2000 a la fecha; además de 10 trabajadores de prensa, 9 familiares y 3 amigos de informadores y 1 civil, suman un total de 137 víctimas mortales a manos de los enemigos de las libertades de prensa y expresión. A toda esta terrible situación hay que considerar las 21 desapariciones forzadas de comunicadores de las que no se tiene ni la más mínima información.

Los colegas asesinados son:

1. La joven reportera Marlene Valdez García, corresponsal en el Municipio de Juárez, Nuevo León del semanario La Última Palabra de Cadereyta;

2. El periodista y locutor Adrián Gaona Belmonte, de un grupo de radiodifusoras de Tamaulipas con denominación Producciones González;

3. Víctor Pérez Pérez, reportero de la revista Sucesos de Ciudad Juárez, Chihuahua.


Marlene Valdéz García

Según información recabada, en una sucesión de hechos no aclarados, fue asesinada en el municipio Juárez, Nuevo León la reportera Marlene Valdez García, precisamente cuando abrió las puertas de su domicilio para auxiliar a una conocida que venía siendo perseguida por un individuo que la amenazaba con arma blanca

Las dos mujeres habrían intentaron refugiarse para escapar de dicho sujeto, mismo que las agredió a puñaladas, en el hospital falleció la reportera. El presunto homicida fue detenido y fue identificado como “El Chucky”, según se dijo hijo de una mujer policía del mencionado municipio de Juárez y sobrino de un agente de tránsito. Aunque las versiones situaron a la víctima como reportera de la sección deportiva del semanario, en realidad Marlene Valdez trabajaba información general en las colonias más marginadas del municipio administrado por el panista Rodolfo Ambriz.

Adrián Gaona Belmonte

El cuerpo del periodista y locutor Adrián Gaona, secuestrado dos semanas  antes en la ciudad fronteriza de Reynosa, Tamaulipas, fue encontrado el lunes 27 agosto en el Municipio de San Fernando, junto al mismo aparecieron varias mantas firmadas por el Cártel del Golfo, CDG, y Los Metros, en las que se deslindaban del asesinato.

La familia de Gaona en un desplegado de prensa recibió el pésame “de parte de toda la producción de La Comadrita 97.3 Fm Radio, en Río Bravo, y de todo el staff de Producciones González”, mismo que se acompañó con una foto del comunicador quien contaba con 39 años de edad, con el logotipo de la estación La Caliente y otro de Multimedios.

Víctor Pérez Pérez

El reportero Víctor Pérez Pérez de la revista Sucesos fue asesinado en el interior de su domicilio; dos hombres ingresaron al inmueble y le dispararon a corta distancia.

Pérez Pérez de  41 años de edad editaba su propia publicación con contenidos políticos y artículos de opinión. El periodista era hijo de Candelario Pérez Rodríguez, quien de igual forma colaboraba en la revista y también fue asesinado hace seis años, en junio de 2008.

Pérez, tras la agresión, quedó gravemente lesionado y fue trasladado con vida hasta un hospital cercano, donde falleció momentos después de su llegada a ese lugar.

Elementos de la policía municipal detuvieron cerca de la vivienda a una persona que aparentemente participó en la agresión, sin embargo no se ha informado oficialmente si efectivamente está relacionado con el incidente.

Mientras tanto en el Puerto de Veracruz, desconocidos dispararon al domicilio del director del semanario Tinta Verde, Ignacio Domínguez, en Xalapa, capital del estado de Veracruz. Golpeadores presuntamente enviados por un funcionario municipal de Silao, Guanajuato atacaron a la corresponsal de El Heraldo en esa plaza, Karla Janeth Silva, misma que fue hospitalizada.

El gremio organizado: Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, (FAPERMEX), el Club Primera Plana y la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP, nuevamente se dirigen a las autoridades para exigir, además de justicia pronta y expedita, implementar los protocolos acordados para evitar estos crímenes, en el entendido de que en la inmensa mayoría de los casos, las víctimas mortales y los desaparecidos fueron amenazados con anterioridad.

 

Compartir



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *